Policlínico San Carlos nos recuerda que hoy es el día mundial de la anestesiología y reanimación

Hasta el siglo XIX no se comenzó a emplear el óxido nitroso, pues antes de existir la anestesia como la entendemos hoy, en la antigüedad utilizaban opio, mandrágora e incluso asfixia por estrangulación para producir sedación o inconsciencia durante una cirugía, por su parte los chinos hacían uso de la acupuntura y la congelación como técnicas para conseguir el entumecimiento de algunas partes del cuerpo.

El primer anestésico a base de éter durante una cirugía fue el 16 de octubre de 1846, la primera demostración pública de anestesia quirúrgica, cuando William Morton le administró éter a un paciente en el Hospital General de Massachusets, Estados Unidos.

Desde entonces la anestesiología se ha convertido en una práctica que pretende aliviar el dolor durante la cirugía y las enfermedades.

Anestesia

Podría describirse como la rama de la medicina encargada de llevar al paciente a un estado de insensibilidad al dolor para poder realizarle un procedimiento quirúrgico, terapéutico o diagnóstico en las mejores condiciones posibles. Parte de la labor del anestesiólogo consiste en seleccionar y administrar los medicamentos apropiados y en realizar procedimientos seguros para obtener un efecto restaurador en el paciente.

Sin embargo, la anestesiología va más allá de administrar medicamentos para producir analgesia, sedación y sueño; es considerada un arte y una ciencia que vincula la fisiología, la farmacología, la patología y la cirugía de una manera única en la atención de los enfermos.

Este enfoque hace parte de lo que se conoce hoy en día como medicina perioperatoria y cuidado crítico.

De acuerdo con el Dr. Peter Rock, profesor de anestesiología de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, “la medicina perioperatoria es la práctica que abarca todos los aspectos del cuidado de un paciente, que se inicia desde la decisión de operarlo, hasta cuando se da de alta del hospital e incluso más allá”. Gracias a este enfoque las personas en la actualidad se someten a operaciones con mayores niveles de seguridad.

El anestesiólogo también se encarga de realizarle a todos los pacientes una consulta de evaluación preoperatoria en pacientes hospitalizados y ambulatorios, en la cual se analizan aspectos cardiocirculatorios, neurológicos, pulmonares y sicológicos para atenuar, mediante explicaciones, el estrés generado por la intervención.

Esta labor ha sido posible gracias a los grandes avances en el desarrollo de medicamentos, técnicas, equipos y monitoreo anestésico de la industria médica. Las máquinas de anestesia han evolucionado de un simple dispositivo neumático a un sistema anestésico sofisticado basado en computadores y circuitos electrónicos.

Hoy todavía muchas personas piensan que el anestesiólogo no es médico, o que solo se dedica a dormir a los pacientes, pocos se imaginan al anestesiólogo calmando el dolor de las mujeres en los partos, atendiendo a pacientes en las Unidades de Cuidados Críticos, tratando el dolor crónico, atendiendo a quemados, paradas cardiacas y todo tipo de eventos de suma gravedad.

En el día Mundial de la Anestesiología, quiero felicitar a todos mis compañeros que cuidan día a día de los pacientes y velan por su seguridad y bienestar.

Dr. Luis Gonzalez Pérez

Especialista en Anestesiología y Reanimación

Clínica San Carlos de Denia

Artículos Relacionados

Comentarios en "Policlínico San Carlos nos recuerda que hoy es el día mundial de la anestesiología y reanimación"

*

21.064
1.197

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar