Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

¿Sabías la curiosa historia de Sor Catalina Bas? Conoce Xàbia «Calle a calle»

11 de octubre de 2020 - 01:50

Sor Catalina Bas nació en Xàbia en el siglo XIV, y fue una ermitaña que desarrolló su devoción religiosa en pleno paraje de Les Planes. Su casa era una cueva en el Cabo de San Antonio, de muy difícil acceso y que aún se conoce como la cueva de Sor Basota. La figura de Sor Caterina (en valencià) merece una calle en el centro de su municipio: esta es su historia.

Los orígenes

Los monjes jerónimos se instalaban en parajes aislados del mundo, en busca de la soledad y la tranquilidad para encontrarse con dios y hacer penitencia. Alrededor de 1340, hubo un movimiento en que numerosos grupos se convirtieron en ermitaños y se dispersaron por los reinos de Castilla y Aragón en busca de cuevas, montañas y otros lugares apartados. Aquí en Xàbia, doce fieles se retiraron a las llamadas coves santes (cuevas santas), bajo el Cabo de San Antonio.

De esta misma forma, Sor Catalina Bas decidió aislarse y hacer penitencia en una cueva más alta que la de los ermitaños.

En 1373 según algunas fuentes, en 1376 según otras, el obispo de València, Jaime de Aragón, concedió a sor Catalina el privilegio de construir una ermita en honor a San Antonio cerca de su cueva. Así habla de Sor Catalina Bas el historiador Roc Chabàs:

"Nacida en Jábea [sic] de una antigua familia, después del primer cuarto del siglo XIV, dióse a conocer por su santa vida y perfección evangélica, por la ruda penitencia con que maceraba su cuerpo y procuraba hacerse digna de su Criador. Anhelando la perfección y deseando apartarse del mundo, buscó un sitio en el cabo de San Antonio, junto a su ermita, en una cueva a la que es preciso bajar con gran cuidado por el peligro de caer al mar, que ruge a sus pies. Aún hoy día se llama aquella la cueva de Sor Basota, es decir, la habitación de la hermana Catarina Bas, y dista muy cerca de media legua de la citada ermita de N.S. de los Ángeles."

El declive

Los jerónimos habían fundado ya un monasterio en Les Planes, que era permanentemente atacado por los berberiscos, quienes se los llevaban como rehenes. En 1386 se alojaron en la ermita algunos jerónimos que habían huído de la destrucción de su convento a manos de los piratas. La orden se construyó otro monasterio en tierras del interior, para dejar de sufrir estos ataques, y se "mudaron" al Monestir de Sant Jeroni de Cotalba, en Alfahuir, a ocho kilómetros de Gandía. Se supone que la mística Sor Caterina continuó con las obras y la tutela de la ermita de San Antonio hasta su muerte, alrededor del año 1400.

En la iglesia del Loreto, junto a la entrada de la sacristía, hay un sarcófago a modo de sepultura que contiene, según las informaciones, los restos de Catalina.

Si te gusta saber por qué las calles de Xàbia llevan los nombres de ciertos personajes, a continuación tienes todos los artículos publicados:

Deja un comentario

    28.067
    1.878
    8.035
    593
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.