Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Los Molinos de la Plana de Jávea: cómo llegar, rutas e historia

07 de noviembre de 2020 - 01:52

Los Molinos de la Plana de Jávea se construyeron aquí porque el viento de llebeig (del suroeste) sopla casi constantemente. Tienen diferentes niveles de conservación, unos están en mejores condiciones que otros. Pero son considerados como el conjunto de molinos harineros más grande de la Comunitat Valenciana, único en el territorio.

La Plana o Les Planes es el altiplano en el que el Montgó va bajando hacia el mar, hasta acabar en los acantilados del Cabo de San Antonio. Esta zona se encuentra dentro del Parque Natural.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar.

Cómo llegar

Hay que tomar la carretera CV-736 desde Jávea en dirección a Dénia, y desviarse a la derecha por la CV-7362 (la carretera del Cap de Sant Antoni). Y volver a girar a la derecha por el Camí de les Pedres. El aparcamiento te deja a unos 200 metros de los molinos.

Historia y características

La economía de Xàbia durante el siglo XIV se basaba en gran parte en la agricultura, concretamente en los cultivos de secano como el trigo, los almendros, la vid, los olivos y los algarrobos. El trigo fue el responsable del desarrollo de estos molinos.

Hay 11 molinos de viento, alineados de suroeste a noroeste a unos 190 metros de altura en la Plana de Sant Jeroni. Uno de ellos es del siglo XIV, y los demás son del siglo XVIII. Tienen forma de grandes cilindros de aproximadamente siete metros de altura y seis metros de diámetro. Constan de dos plantas: la planta baja se utilizaba como almacén, y la alta era donde se molía. Solía haber una estancia intermedia, la habitación del molinero. El nivel superior estaba sostenido por una bóveda de tosca que albergaba los mecanismos de madera carrasca que movían las muelas de piedra y soportaban las aspas. Todo esto desapareció a finales del siglo XI, cuando dejaron de funcionar como consecuencia de la industrialización, de la mayor importancia del comercio de la pasa y del abandono del cultivo del trigo en la comarca. Ahora mismo los puedes ver, pero sin cubierta y como hemos dicho, sin aspas.

Ferran Zurriaga i Agustí en su obra "La Plana. Terra del llebeig", los describe como "los guardianes de La Plana". El autor explica que no se sabe exactamente cuándo empezaron a construirse, pero apunta que, por un documento existente en el Arxiu Municipal de Dénia, puede deducirse que el origen de los molinos estuvo ligado al del asentamiento de los frailes jerónimos en La Plana (los habitantes de les Coves Santes, que después fundaron el Monestir de La Plana). El último testimonio del funcionamiento de los molinos es en 1911, gracias a Vicent Ribes:

"Jo vaig conéixer el molí de Tono Garçó, jo tindria 8 o 9 anys. Venien a moldre gent d'aquí i de Dénia i els Poblets. Les veles eren de lona i els xiquets teníem prohibit passar prop d'elles. El llebeig feia moldre molt i el soroll de les moles omplia tota La plana. En aquells anys era una andana de burros carregats de blat. La Plana era un llit de blat i ordi."

Al contrario de lo que puede parecer, no todos los molinos son de propiedad pública, sino que algunos tienen propietario privado o incluso están habitados. Uno de ellos tiene hasta un pequeño huerto en dos alturas (el que tiene aspas). Públicos o privados, todos tienen la calificación de Bien de Relevancia Local (BRL), por lo que están protegidos, controlados y sometidos a normas. Está en proceso declararlos BIC (Bien de Interés Cultural).

El Molí de la Safranera

El Molí de la Safranera (el Molino de la Azafranera), se encuentra separado de los molinos de La Plana, es decir, no forma parte de este conjunto. También es un molino de viento pero está situado en el barrio del Frechinal, concretamente en la calle Molí de la Safranera.

Data de 1850, y está mucho más bajo que los Molinos de La Plana, a tan solo 19 metros sobre el nivel del mar. Está muy cerca del cauce del río Gorgos. Es privado, y está rodeado por la valla que delimita la propiedad.

Rutas senderistas

Si quieres hacer una excursión fácil, hay una ruta marcada entre el área recreativa del Cap de Sant Antoni y los molinos. De poca duración y muy asequible. También puedes hacer un itinerario mucho más exigente, que va desde el puerto de Jávea hasta la cima del Montgó pasando por los molinos de La Plana. Descárgate aquí el track de Wikiloc.

Vistas

Este es uno de los mejores lugares para contemplar el Pla de Xàbia, es decir, la llanura en la que se asienta el municipio. Limitada por el río Gorgos al oeste y por el mar al este, y también por el Cap de San Antoni al norte i el Cap Prim o Cap de Sant Martí al sur. Desde los Molinos se ve el Puig de la Llorença y las crestas de la Sierra de Bèrnia, de Migdia y del Peñón de Ifach.

Curiosidades

En algunas piedras de los molinos aún pueden verse señales y signos, que "tenían el valor simbólico de santificar la casa y librarla de brujerías", según Zurriaga. En los molinos, sobre todo en el que parece más viejo, hay una serie de signos que sirven para colocar las piedras en orden. Pero algunos tienen su origen en las antiguas señales de los picapedreros o de sociedades secretas de los trabajadores de la piedra.

Fotos

Deja un comentario

    28.081
    1.891
    8.110
    593
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.