“Nunca imaginé que mi vida cambiaría de esta manera”

Seguimos nuestra ruta viajera por el mundo y volvemos a Canadá, pero en esta ocasión hacemos parada en Whistler. Allí se encuentra el xabiero Sergio Tortajada Villanueva desde hace cinco años. Para Tortajada, el irse fuera ha hecho que su vida cambiara, “me fui para seis meses y llevo cinco años”, afirmó Sergio.

Este xabiero después de buscarse la vida para vivir allí, ahora se dedica a una de sus pasiones, el esquí, “he pasado de fregar platos en un restaurante a tener mi propia empresa”, dijo Tortajada. Y es que, Sergio eligió irse a Whistler a estudiar “una por estar lejos de casa y no volver a la mínima ya que me había propuesto algo y también porque Whistler es una de las mejores pistas de esquí del mundo y es una de mis aficiones junto a los triatlones”.

Sin duda, el balance de Tortajada sobre su viaje y estancia en Canadá es excelente. Durante estos cinco años, nuestro protagonista ha trabajado en diferentes ámbitos: restauración, entrenador de fútbol para los niños participantes en el Campus de FC Barcelona, monitor de esquí y ha participado en el Ironman de Canadá. “La verdad es que unas cosas han llevado a otras, en este país se valora mucho a la gente en su puesto de trabajo y con mostrar buena actitud, etc, vas ascendiendo, pasé a ser camarero y conocí a un chico de Valencia que me animó a sacarme los títulos de esquí y de ahí mi cambio de vida”, manifestó el xabiero.

Primero daba sólo clases en temporada en el resort del norte, “pero a raíz de ahí conoces a gente y al final, hace dos años me animé y monté mi empresa de viajes sólo dirigidos a esquiar en Whistler”, explicó Tortajada y añadió que aunque empezó él solo, “ya estoy teniendo mis propios empleados”. Para este invierno espera recibir alrededor de 1400 personas, la mayoría latinas o hispano parlantes, muchas de ellas de México, “y mi propósito de ahora es seguir creciendo en el mundo laboral y que la empresa siga consolidándose”, matizó Sergio.

Aunque este xabiero está contento con el cambio asegura que no echa tanto de menos Xàbia porque viene dos meses al año, “mi trabajo es sólo en temporada de esquí y aunque luego se trabaje a través de la organización de los viajes me permite viajar bastante por lo que el resto del año aprovecho para conocer el mundo y en los últimos cinco años he estado ya en los cinco continentes”, dijo Tortajada.

Nuestro protagonista de hoy, pese a dejar Xàbia, su trabajo en la empresa familiar y amigos y asegurar que su vida ahora está en Whistler, confiesa, al igual que otros xabieros por el mundo, que el clima de Xàbia es lo que más se echa en falta.

Artículos Relacionados

Comentarios en "“Nunca imaginé que mi vida cambiaría de esta manera”"

*

22.373
1.272

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. {boton_dentro}

ACEPTAR
Aviso de cookies