“Mi primera experiencia fue construir un kart con 15 años”

Hoy les contamos la historia de un joven javiense enamorado de los motores. Estanis Buigues Mahíques, desde bien pronto tenía claro que le gustaban los coches. “Por influencias de mi padre me involucré poco a poco con el mundo de los coches. Recuerdo que la primera carrera que vi fue en el Coll de Rates y ahí cambió mi idea”, explica el joven. Y es que Buigues quería ser ingeniero aeronáutico, pero se decantó por la afición por los coches, a partir de entonces.

Sin estudios específicos ni práctica, este javiense tuvo su primera experiencia construyendo un Kart con tan sólo 15 años.“Empecé a trastear con motores cuando tenía 15 años y cuando hice la selectividad tenía clarísimo que quería ser ingeniero mecánico”, dijo Estanis.

Buigues cuenta como fue la experiencia de construir un kart sin conocimiento: “Compré un motor de moto y los perfiles de acero tubos de hierro y en siete meses lo tuve apunto. Recuerdo que iba a la pista del karting Jávea para fijarme y saber cómo iba la dirección, la estructura, el motor, la cadena y con la ayuda del herrero, y con paciencia iba soldando las piezas. Después llegaron las bromas de los amigos diciendo que por tener motor no quería decir que funcionaría, y al final, ver que todo funciona te llena de satisfacción”.

Amplia dedicación por una pasión

Aprobada la selectividad, Estanis estuvo cuatro años estudiando en la Universidad Politécnica de Valencia pero necesitaba algo más, alguna motivación y durante el tercer año de carrera le surgió una oportunidad a través del proyecto de la universidad, Fórmula Student. Un programa en el que un grupo de estudiantes de cada universidad diseñan y construyen un monoplaza desde cero ya que no pueden reutilizar el mismo coche año tras año, “todo nos lo tenemos que buscar nosotros, patrocinadores, recursos, etc, y durante las vacaciones estudiantiles se hacen competiciones a nivel universitario para poner a prueba los coches, en su caso fue en los circuitos de Hockenhein (Alemania), Montmeló (Barcelona) y este año he estado en Assen (Holanda), la catedral del motociclismo”.

Estanis explica que ahora sigue en contacto con el equipo, “pero no como antes, ya que este trabajo me ocupaba el 110% del tiempo libre entre el diseño por ordenador, diseño electromecánico, aerodinámica, chasis y después fabricación del coche con fibra de carbono, acero, ensamblar el chasis con el motor y testing en pista. Un trabajo que te da mucha experiencia manual y práctica en el mundo de la ingeniería en comparación con el resto”, recuerda Estanis.

“No descarto estar en el mundo de la competición”

Desde hace seis meses, este joven trabaja en la empresa JLR, Jaguar Land Rover, en el departamento de Powertrain, como ingeniero de validación de diseño de los motores prototipo. Buigues Mahíques, junto a sus compañeros se encarga de diseñar y hacer pruebas a los motores que venderán en el mercado para que tengan la durabilidad y rendimiento esperados, que no supere los niveles de emisiones de las normativas europeas y chinas, para que puedan pasar a la fase de producción para los Jaguar como Land Rover, tanto en los modelos deportivos como en los SUV.

El javiense comenta que es emocionante estar en la Fórmula 1, “se necesita mucha pasión y dedicación, se requiere un esfuerzo personal y antes de estar en Jaguar intenté hacerlo en un equipo de competición pero no surgió la oportunidad a tiempo”.

Por ello consideró la ocasión de estar en una empresa de renombre que le dará una muy valiosa experiencia, “es un lugar muy competitivo y reservado para pocas personas aunque no descarto algún día trabajar para un equipo de competición, ya sea F1, resistencia como Le Mans o un equipo de WRC por ejemplo. En estas empresas el equipo lo forman unas 200 personas y Jaguar solo en la planta de Coventry (Inglaterra), donde trabajo, acuden aproximadamente 5.000 empleados”, manifiesta Estanis.

Su día a día en Oxford

Este joven nos explica cómo es su día a día en Inglaterra. “Vivo en Oxford y trabajo en Coventry, lo que tardo unos 50 minutos en llegar al trabajo, pero vivo ahí porque es una ciudad que me gusta. Allí la batalla es quien llega antes al trabajo y aparca más cerca de la planta de trabajo”.

Buigues Mahíques indica que allí son ocho horas de trabajo y media de descanso, “por lo que cuanto antes entres, antes sales. Me levanto a las seis de la mañana y a las 7:30 estoy trabajando y a las 16:00 horas ya estoy fuera, y así se aprovecha más el día, ya que allí es muy corto, sobre todo en invierno que sales de trabajar a mediodía y ya es de noche, es lo que más sufrí al estar fuera de casa”.

Estanis está contento de poder desempeñar lo que le gusta aunque sea fuera de España, “aquí es complicado desarrollar mi trabajo. En Cataluña hay unas cuantas consultoras que trabajan para fabricantes de renombre, pero no es exactamente en diseño. Al igual que en la Ford en Valencia que se encargan, principalmente, de todo lo relacionado con la producción y ensamblaje de los vehículos”.

También nos señala que se está trabajando en el coche del futuro ya que Jaguar ha lanzado al mercado coches eléctricos, el Jaguar I-pace. Un todoterreno pequeño que tiene 400 caballos de potencia de coche eléctrico, tiene una autonomía de 480 km, y el único inconveniente es la recarga. “Aunque todo es adaptarse al funcionamiento de estos nuevos vehículos, ya que en estaciones de carga rápida, el turismo solo necesitaría 45 minutos de tiempo, lo mismo que en hacer un descanso en una estación de servicio, mientras que en enchufes convencionales se necesita toda una noche. Perfecto para empezar el día ya con las pilas cargadas”.

Estanis señala que llenar el depósito de gasolina de cualquier turismo puede costar 60 euros, “mientras que la carga de un vehículo eléctrico cuesta alrededor de un euro por cada 100 km”.

Aunque añora la tierra, tiene claro su propósito. “Estaba tan involucrado cuando estudiaba en Valencia y ahora viviendo en el Reino Unido, que al final uno piensa que la familia está aquí y tienes que buscarte las oportunidades fuera, cuando vuelves sabes que encontrarás a los tuyos, cuando estás fuera echas en falta pero me mantengo a raya”, dice el javiense.

Estanis, apenas tiene 23 años, pero ya cuenta con gran experiencia por lo que advierte a los jóvenes que el idioma es vital, “de cara al futuro, el inglés es básico, luego el alemán y el chino ya son necesarios también en el sector ingenieril y aconsejo que no tengan miedo, que aprovechen la oportunidad de buscar una familia del país del idioma que quieran perfeccionar o aprender, es también una muy buena experiencia para el desarrollo personal”.

Artículos Relacionados

Comentarios en "“Mi primera experiencia fue construir un kart con 15 años”"

*

24.017
1.381

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar