Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

La voluntad de un joven xabiero lleva a construir dos viviendas para familias muy necesitadas en Paraguay

17 de febrero de 2020 - 07:27

Aunque pienses en tener una experiencia diferente, nunca imaginas lo que puede pasar. Esto es lo que ha surgido a José Antonio Catalá, un joven enfermero, vecino de Xàbia, que decidió, hace tres meses, realizar la acción humanitaria que siempre había pensado, en Paraguay.

Catalá emprende su viaje con el fin de ayudar y asistir, sanitariamente, a los ciudadanos de Limpio, una población cercana la capital de La Asunciación, donde la situación sanitaria es muy precaria, donde muchas de las enfermedades erradicadas en Europa, siguen produciéndose allí y en la que muchas familias viven en extrema pobreza.

Pero la misión de este xabiero va más allá, atender a una de esas familias necesitadas le abrió aún más el corazón y ha luchado por conseguirles una vida un poco más digna. José Antonio buscó apoyo, a través de las redes sociales, y con ayuda de dos amigos conocidos allí, en una comisión de sanidad, emprendieron el proyecto Casa digna, Vida digna, con el que consiguieron gracias a la aportación desde España y Paraguay, materiales y financiación para construir una minicasa, de 43 m2, a esta familia que tiene a dos hijos con discapacidad y vivían en una chabola.

Sin duda, una gran satisfacción para todo el equipo que inició esta experiencia y con la que vieron un cumplido un sueño creado de la nada, "nos hemos buscado todos los medios, como promocionarlo, como construirlo, conocer técnicas europeas para hacer intercambio de conocimientos y aportar mejoría en la edificación, etc", señala Catalá a este medio.

Pero la alegría se agrandó con la posibilidad de crear una segunda vivienda, "nos sobraron materiales y dinero del ahorrado de para la primera vivienda por lo que decidimos seguir con este minimovimiento y dar una mejor vida a otra familia. Se trata de una pareja joven, de 20 años, con un hijo pequeño".

Esta joven familia, según ha contado José, vive con el padre de él, en una pequeña chabola. El joven trabaja, pero su sueldo es de unos 200 euros, "y viendo que la pareja quería estudiar para hacerse un futuro, quisimos darles un empujón y ayudarles con esta construcción, darles una vivienda y ayudarles".

Esta vivienda ya está en marcha, de hecho, a punto de finalizar, trabajo que ha llevado solo nuestro protagonista de hoy, "mis amigos ya no podían ayudarme con este proyecto porque no tenían más permiso de vacaciones, por lo que lo he emprendido yo solo con el objetivo de poder aportar una mejor vida con el dinero y materiales aportados para la anterior acción".

Una experiencia "enriquecedora", destaca Catalá y a la que espera que desde allí se pueda llevar adelante. "Yo ya tengo que volver a Jávea y reiniciar mi vida, pero lo vivido aquí es una gran experiencia que nunca hubiese imaginado. Me enorgullece el fin creado. Con esta vivencia quiero concienciar a la gente y que cambie al pensar lo afortunados que somos en tenerlo todo", concluye este joven enfermero de Xàbia.

Primer proyecto de casa

Segundo proyecto de casa

1 Comentario
  1. Francisco Javier Garde dice:

    Ánimo José Antonio ojalá hubiera más personas con tu misma inquietud de ayudar a los demás. Enhorabuena


27.422
1.806
5.977
515
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.