Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Vicent Salvà, supervisor de la UCI: «Vivimos con preocupación y cierta angustia esta situación que nos afecta y de muy cerca»

26 de marzo de 2020 - 07:49

La Comunitat Valenciana se acerca a los 3.000 contagios de coronavirus, con 143 víctimas mortales y 44 altas. El ritmo de contagios es, de momento, más elevado que de personas que superan el COVID-19 y muchos de estos positivos son de sanitarios.

La Consellera de Sanitat, Ana Barceló, confirmaba hace unos días que en el Hospital de Dénia eran 25 los trabajadores que habían dado positivo. Es normal, son los más expuestos y los que requieren de mayor protección. Pero, ¿disponen de ella?

Además, otra de las grandes problemáticas con cifras tan disparadas de contagios, y en constante crecimiento, es el espacio para atenderles. ¿La Marina Alta está preparada? Conociendo la gran cantidad de dudas que existen entre los vecinos sobre las características del coronavirus y cómo se lucha contra él en la comarca, esta redacción se ha puesto en contacto con Vicent Salvà, Supervisor de la UCI del hospital comarcal, quien ha respondido a todas nuestras preguntas en esta entrevista.

PREGUNTA. ¿Qué es el COVID-19 y qué lo diferencia de una gripe común?

RESPUESTA. El COVID-19 es un coronavirus que, como todos los de su familia, tienen especial predilección por infectar las vías respiratorias. Afortunadamente, en la gran mayoría de los casos la infección provoca síntomas leves o moderados.

Es cierto que el cuadro clínico, cuando no se complica, se parece al de una gripe: fiebre, malestar general, tos… Sin embargo, existen diferencias significativas entre este virus y el de la gripe. La alta contagiosidad y la capacidad para provocar neumonías severas son algunos ejemplos.

P. ¿En qué casos requieren de un ingreso en la UCI?

R. Por desgracia, en algunos casos, los menos, la infección alcanza y se disemina en nuestros pulmones y provoca neumonías que obligan a ingresar al paciente en el hospital.

"La UCI cuenta todavía con camas libres pero las previsiones son que llegaremos al colapso en pocos días"

P. ¿Cómo es la situación actual en la unidad de cuidados intensivos del hospital?

R. Desde el pasado lunes la unidad se ha cerrado solo para casos de pacientes críticos positivos o sospechosos de infección por COVID-19. Esta es una medida necesaria para evitar el contagio al resto de pacientes críticos y mejorar la seguridad sobre los profesionales. Toda la Unidad se considera una área de aislamiento. El resto de pacientes han sido trasladados a una segunda unidad que se ha habilitado para el cuidado de los casos no relacionados con esta infección.

P. ¿De cuántas camas disponéis y cuántas hay ocupadas en estos momentos?

R. Nuestra UCI dispone de 14 camas. Ahora mismo -miércoles 25 de marzo- la Unidad todavía cuenta con camas libres pero las previsiones son que llegaremos al colapso en pocos días.

P. ¿Os han trasladado algún plan por si éstas fueran ocupadas en su totalidad y acabarais desbordados?

R. Sí. Existe un plan de contingencia que contempla doblar en número de camas para pacientes críticos si fuera necesario.

P. La Consellera de Sanitat informó hace un par de días de que había 25 sanitarios contagiados en el Hospital de Dénia. ¿Ha afectado a tu equipo?

R. Claro. Es inevitable. Vivimos con preocupación y cierta angustia esta situación que nos afecta y de muy cerca. El compromiso con nuestra profesión es incuestionable pero es humano pensar en la propia salud y la de nuestras familias.

"Ni la industria ni los stocks de los hospitales estaban preparados para esto"

P. ¿Cuáles son las medidas de prevención que tomáis?

R. El COVID-19 es un tipo de coronavirus que se contagia por el contacto de gotas. Esto hace necesario el uso de batas o monos impermeables, mascarillas, guantes, gafas protectoras, etc. Además de las medidas universales de protección, sobretodo el lavado de manos.

P. ¿Disponéis del material necesario?

R. Este es un tema que nos ha preocupado mucho. Nuestro hospital no ha sido una excepción al resto de centros. El acceso a los equipos de protección está muy restringido y limitado al estrictamente necesario para evitar el desabastecimiento. Parece que la situación está mejorando poco a poco. Ni la industria ni los stocks de los hospitales estaban preparados para esto.

P. ¿Cada cuánto os hacen pruebas de COVID-19?

R. La prueba se le realiza al personal que presenta síntomas compatibles con el cuadro infeccioso o, no presentando síntomas, si el profesional considera que ha sufrido una exposición de riesgo. A partir de ahí, el seguimiento lo realiza el servicio de Medicina Preventiva según cada caso.

P. En el caso de que deis positivo, ¿cuál es el protocolo? ¿Los sanitarios contagiados pasan a ser pacientes? ¿Hay suficientes suplentes para poder mantener el personal necesario?

R. El personal que da positivo en la prueba no puede trabajar. Debe permanecer en casa, a poder ser aislado, durante el periodo que llamamos de “cuarentena” o hasta que remitan totalmente los síntomas.

El problema de sustituir a todas las compañeras que no están viniendo a trabajar es la simultaneidad. Es decir, se han tenido que cubrir muchos puestos en muy pocos días. Esto ha tensionado mucho a la organización. Se están cubriendo con nuevos contratos pero también con el sobreesfuerzo de las compañeras que sí están trabajando y las están sustituyendo.

"Probablemente, durante los días previos al decreto del estado de alarma se produjo un contagio masivo en nuestra comarca"

P. ¿Cuáles son vuestras intervenciones habituales con pacientes ingresados por coronavirus?

R. En el caso de los pacientes críticos su mayor problema es que sufren una grave dificultad para respirar. Necesitan ser sedados de forma profunda y conectados a un respirador artificial. Y a partir de ahí todos los tratamientos y cuidados de un paciente crítico con una sepsis respiratoria. Pero además, nuestros esfuerzos también deben centrarse en evitar que aparezcan complicaciones secundarias al cuadro clínico: complicaciones renales, cardíacas, etc.

P. ¿Cómo crees que va a evolucionar la situación?

Creo que todavía nos faltan varios días para ver el pico de enfermos infectados. Probablemente, durante los días previos al decreto del estado de alarma se produjo un contagio masivo en nuestra comarca. Muchos de esos contagiados todavía no han “dado la cara”. A partir de la orden de confinamiento es seguro que el número de contagios se redujo sustancialmente.

Por eso es tan importante que nos quedemos en casa. El sistema sanitario puede soportar un pico de demanda asistencial durante unos días, pero no si se mantiene durante varias semanas. Es absolutamente crucial que todos nos sacrifiquemos para salir de esta situación con el menor número de vidas perdidas posible.

Y un último consejo a los ciudadanos: lo de llevar mascarilla está muy bien pero es tan importante o más que tengamos mucho cuidado en aquello que tocamos y mantengamos una estricta higiene de nuestras manos, son el vehículo principal por el que viaja y se contagia el virus.

Deja un comentario

    27.408
    1.803
    5.947
    503
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.