Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Un año del Estado de Alarma: el día que cambió nuestra vida

13 de marzo de 2021 - 07:23

13 de marzo. Día en el que la vida de todos los españoles iniciaba un nuevo cambio. Lejos de pensar lo que hemos vivido, el 13 de marzo de 2020, se ha convertido en un día histórico para España y el día que marca un antes y un después para todos nosotros.

365 días después, muchas han sido las vivencias experimentadas. Experiencias que hasta el momento, sólo habíamos visto a través de la gran pantalla.

La tarde-noche de aquel viernes, 13 de marzo, en la que Pedro Sánchez comparecía para anunciar el Estado de Alarma, es el recuerdo de muchos ciudadanos. Un nuevo cambio se avecinaba en nuestras vidas. Los españoles debíamos permanecer en casa durante 15 días. Las costumbres y las rutinas diarias desaparecían.

La palabra 'Confinamiento' y 'Coronavirus' entraba a formar parte de nuestro día a día. Los datos de contagios y muertes por este virus, que hasta el momento, lo veíamos lejos, estaba afectando, a lo grande, en nuestro país. Durante 15 días se paralizó la actividad empresarial y educativa, a excepción de los servicios mínimos.

El pánico y el nerviosismo se apropiaba de la ciudadanía. Recordamos aquellas largas colas en la puerta de los supermercados para conseguir alimentos o las estanterías vacías. Calles completamente vacías, comercios cerrados, hospitales desbordados, pero haciendo llegar el sentimiento a los familiares, e iniciativas sociales desde los balcones.

Las citas médicas eran telefónicas, los momentos de ocio pasaban a ser vía telemática y los estudios desde casa. Sin duda, la sociedad se reinventó y el ingenio triunfó en cada casa. Y es que, lo que en un principio eran 15 días de confinamiento domiciliario pasaron a ser 98.

El período de la vuelta a la 'nueva normalidad', tras 42 días de confinamiento, fue en un proceso de desescalada gradual, porque en realidad, lo que se podría considerar 'normalidad' (a la situación anterior al 13 de marzo de 2020), aún no ha llegado. De manera diferente, en la actualidad, seguimos en Estado de Alarma, las restricciones siguen vigentes y nuestras costumbres limitadas.

Las mascarillas y el gel hidroalcohólico son nuestros nuevos compañeros diarios. Nuestra vida ha cambiado, pero esperamos que no para siempre. Esta experiencia nos ha hecho ver la vida de otra manera y a valorar, lo que cada día dejábamos pasar. Ahora toca mantener lo que no apreciábamos o dejábamos olvidado y esperar a poder vivir cómo nos gustaba. Pero todo ello depende de nosotros mismos. La esperanza está en que "Tot anirà bé".

El Estado de Alarma, en imágenes

Deja un comentario

    28.145
    1.947
    8.521
    621