Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Oda a Jávea’, por Juan Legaz Palomares

11 de julio de 2021 - 07:20

Me aclara el diccionario de la RAE que Oda significa: “Composición poética de tono elevado, que generalmente ensalza algo o a alguien”. No he podido escoger una temática más amorosa y filosófica para ensalzar a mi querida Xàbia.

Sonó en mi mente el inmenso poderío de tus montañas verdeando con sus pinos y frondosa arboleda y tu mar azul y cristalino. Y después de recorrer varias remotas playas de mi España contemplé la gloria de tu preciosa Bahía y decidí adorarte y disfrutarte. Ardía mi fantasía en ansias de admirarte y aportar la curiosidad que de un lado a otro de mi cuerpo me atormentaba si me alejaba de tu luz que se eleva hasta la cima más alta de tu mítico Montgó.

Heme aquí, junto a ti, tus olas, tu rizada espuma con su flamante brillantez, sin temor blanquea los escollos del pánico. Inquieto te miro para embelesarme y adorarte. En tu cristal nítido el sol con su majestad vestido se camufla y esconde. ¿Dónde está tu fin? ¿En dónde mis ojos te hallarán? Transportado en las alas de tu brisa mi espíritu anhelante te sigue día y noche hasta encontrarte antes de desfallecer a tanta inmensidad.

Porque el resonante movimiento de tus olas me abate el corazón. Y los vaivenes agitados del viento en los estivos meses dóciles y trémulos doblarse. Veo el torbellino formado por el viento, y veo en tus montañas contrastados también los altos pinos sacudirse y bramar, pues no estoy ciego. En este hervir vividor, estas oleadas que llegan, huyen, vuelven, sin calmarse jamás, mientras tiemblan las rocas al golpe azotador. Y tú, mi amada Playa de la Grava, te revuelves y sacudes una vez y otra vez, el ronco estruendo que los ecos ensordecen y los escollos más altos se estremecen.

¿Qué muralla, qué abrigo bastará contra ti? Las olas a manera de sierra se levantan, sus hondos tumbos y su rabiosa espuma con la furia que ostentan abren el corazón en mi pecho. Ha llegado el día en que, tras la zozobra, el paso vencedor soliviante a la tierra, y bramando allá dentro envuelve playas y hombres infelices y resurja tu exultante espuma que envuelva en inmensa felicidad las playas de mi soñada poesía de mi Oda a Jávea.

Juan Legaz Palomares

Deja un comentario

    28.502
    1.937
    8.634
    657