Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Jávea tiene ángel ¿lo sigue teniendo?, por Juan Bta. Codina Bas

03 de octubre de 2021 - 08:01

Tener ángel significa que se tiene un carisma o un encanto especial que hace que los demás se encuentren cómodos y felices a tu lado. Esta frase que se aplica a las personas creo que también puede aplicarse a otras situaciones y en este caso lo voy a aplicar a Jávea.

Cuando escribí el Diccionario Biográfico Javiense Abreviado encontré en varios de los que allí se describen el relato de su encuentro con Jávea y su pasión por ella. Una de las primeras personas que vio en Jávea ese carisma al que aludimos fue Joaquín Sorolla. En octubre de 1896 desde Valencia viajó a Dénia, en donde pasó una noche, para después desplazarse a Xàbia y quedarse allí durante 13 días. El 7 de octubre remite a su esposa un telegrama cuyo texto es el que sigue: "Jávea sublime, inmensa, lo mejor que conozco para pintar, inspira a todo. Estaré algunos dias... Si estuvieras tú, dos meses. Joaquín".

Hay una carta a su esposa Clotilde en la que le dice: "Yo enmudezco de la emoción que aún me domina… Es el sitio que soñé siempre, Mar y Montaña pero !que mar¡, nosotros los que vivimos meses en Valencia no podemos tener idea justa de esta grandiosa naturaleza; el cabo de San Antonio es otra maravilla; monumento de color rojizo enorme, inmenso y su color en las aguas da una limpieza y un verde brillante, puro, una esmeralda colosal, y enfadado, creo sea el 'acabose'. Me rinde el cansancio -tanto he andado- y el venir montado en un borrico me proporcionó unas agujetas que no puedo mover las piernas.- Un beso y buenas noches-".

Pues bien, Jávea tuvo para nuestro artista ese ángel al que aludía al principio. Pero eso lo encuentro en otros personajes con quienes hablé a la hora de buscar datos para incluirlos en el Diccionario y uno de ellos me dice: “A Jávea llegamos de casualidad… En el año 1975 mis padres recorrieron la costa de vacaciones y se quedaron una noche en el Parador. A la mañana siguiente pidieron un desayuno en la terraza y mi madre dijo, “aquí nos quedamos” y así fue”.

Hay otra persona que me ha dicho recientemente que “en el año 69, recorrieron la costa desde Valencia a Murcia buscando un lugar donde encontrar un apartamento o casita para pasar los veranos con nosotros tres pequeños. Se enamoraron de Jávea y así fue cómo en el verano del 70 llegué por primera vez.”

Estas impresiones son tres testimonios de que Jávea, en mi opinión, tenía ángel, pero la segunda parte del título nos cuestiona sobre si Jávea sigue teniendo ángel, bien es verdad que llevamos año y medio con un confinamiento que ha hecho cambiar muchas cosas en lo personal y en otros ámbitos. La normalidad de hoy no es la de antes de la pandemia ni se le parece, aunque intentemos disimular y hacer como que no ha pasado nada. Y ahora hago la pregunta para mover a una reflexión entre los lectores y las instituciones locales: Si en este mes de octubre llegara Joaquín Sorolla, ¿recibiría las mismas impresiones que en 1896 le proporcionó Jávea?; si estas dos personas a las que he aludido hubieran llegado con sus padres hoy, ¿habrían percibido ese deseo de quedarse entre nosotros?.

9 Comentarios
  1. Miguel dice:

    Ninguno de los tres volvería.
    De cinco años,al menos,a ahora, Jávea se a convertido,gracias a políticas de todo signo,en un lugar invadido de promociones urbanísticas sin sentido,sin adecuar las infraestructuras acordes.
    Esto hace de Jávea un pueblo ,que invita a no pisarlo desde julio a septiembre…por ahora.
    Llevo cuarenta años aquí.

  2. Xavi dice:

    Un paseo de 2 kilómetros sin un sólo árbol desde el puente del río Gorgos hasta el Parador. No han tenido tiempo de plantarlos. Le han quitado tráfico y está mejor, pero deberían quitarlo del todo y dejar toda la avenida para peatones y bicicletas. A 50 metros tienen centenares de aparcamientos en Vía Augusta.

    Y a ver cuándo quitan el pegote de La Siesta y dejan que disfrutemos del paisaje sin moles de cemento.

    Y hablando de moles, el nuevo edificio del final de la Avenida Lepanto parece un ambulatorio. No podían hacerlo más feo. Además supera la altura de los otros edificios de la calle. Se nota la mano negra de los políticos. Una pena que sigan destrozando la costa con sus cacicadas.

  3. Manuel Andrés dice:

    Jávea es y ha sido mi segunda residencia durante 28 años . La he visto evolucionar durante estos años. Ya nada es igual, tampoco la sociedad que la visita y arrolla en verano. El presente y su futuro dependerán en gran parte, como siempre, de su gestión política y, hasta donde puedan y quieran, de los propios residentes de Jávea. Calidad o cantidad… esa es la cuestión. Yo de entrada soy pesimista.

  4. javier dice:

    La eliminacion del peaje ha sido la condena de muerte para Javea, que se enfrenta a una amenaza hasta ahora deconocida: los visitantes de un dia. Esta gente se presenta de forma masiva y arrasa con todo, arruinando los recursos naturales y paisajisticos y dejando muy poquito retorno para la riqueza local. Es absolutamente necesario limitar de manera ferrea el acceso en vehículo privado a las calas. Esto, que es tan obvio, parece ser que al ayuntamiento no le preocupa lo mas minimo, vamos, que no se han dado ni cuenta. Y además de los imbéciles que llegan a la cala con la música a todo volumen, un recuerdo para los empresarios como Cala Clemence, que colaboran de manera integral con la destrucción del entorno. ¿De verdad es necesario tener un chunda chunda atronador a todas horas en un enclave como el Portitxol? ¿Quien es responsable de permitir esto? ¿Para qué?

  5. Godofredo dice:

    Jávea, no es lo que Sorolla descubrió ni es fácil hacer comparaciones; los tiempos, costumbres, circunstancias…, todo ha cambiado. Pero, teniendo todo esto en cuenta, ¿es Jávea el mejor lugar para residir o para pasar unos días de descanso? Entre el sí y el no, elijo el no. Pero conviene matizar: hay que huir de Jávea en agosto, es incómoda, agobiante, horrible; con buena voluntad, soportable en julio; agradable en junio, septiembre y resto del año. Pero para quienes residen aquí, ese «resto del año» o bien carece de alicientes o estos duran poco.
    Y es que en los meses horribles hasta el paisaje cambia a peor.
    Si Sorolla pudiese volver tendría un shock.

  6. Mariano Mariano dice:

    Esperemos que no vuelvan los turistas de ida y vuelta diaria.
    No aportan nada más que masificación. Apenas dejan un euro en la economía local.
    Si hubieras conocido as calas en los años 70, 80 y 90 sin altavoces blue tooth, eso si que eres placentero.

  7. Servasio Roncell dice:

    Ángel no sé si tendrá, a mi ya me da igual, no aguanto aquí más.

    Pretendo en breve irme de aquí, conciliando la manera de rematar el poder recolocar a mi familia, esto es ya insoportable en muchos aspectos.

    Vine porque me parecía un sitio especial, ahora Jávea es vulgar, sucia y llena de idiotas a reventar, curiosamente esa manada de catetos ignorantes viven de nuestros impuestos muchos de ellos.

    Saludos

  8. Dulce dice:

    Sin duda alguna,yo he visitado sus calas el verano de 2020 y 2021 y sigo enamorada aún más, y lo que me queda por ver y sentir…estoy contando los días para volver.
    ENAMORADISIMA 💙JAVEA💙 Un sueño poder vivir allí


28.712
1.952
8.665
693