Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

«¿Estoy enamorado?», por Juan Legaz Palomares

14 de febrero de 2023 - 06:55

No me puedo resistir para escribir unos renglones en San Valentín, y así, demostrar mi enamoramiento por mi esposa y mi querida Xàbia. Este día 14 de febrero, San Valentín, en el que se ha establecido como el Día de los Enamorados, no sé si realmente para referirme a ese amor puro, limpio y entregado que tenemos hacia una persona, un lugar o algo que amamos desinteresadamente y de corazón, y no por instintos materiales o comerciales.

Yo, sinceramente les confieso que estoy enamorado, en primer lugar de mi esposa (ya más de 48 años) y de mi querida Xàbia, además de otras muchas cosas. Porque todos podemos enamorarnos de una persona, de una ciudad, de un cuadro, de un paisaje…etc. Porque el amor es un sentimiento invisible, pero sólido y sano, y que nos produce una satisfacción interior, una atracción que nos reanima, nos reconforta y nos da vida para sentirnos felices y contentos mientras contemplamos las bellezas que miramos, que palpamos o disfrutamos cuando estamos junto a esa persona, a ese monumento o ciudad.

El enamorado se excita, se complace con alguien o con algo por la pasión del amor. Y, ¿cómo le llamamos a una persona que está enamorada? Se define como la limerencia, que puede en algunos casos ser exactamente lo que uno trata de representar cuando dice que está “locamente enamorado”, aunque este estado a diferencia de un enamoramiento a primera vista puede durar meses o años. En mi caso “estoy locamente enamorado” de mi esposa y de mi querida Xàbia, y me da igual que sea San Valentín o no, porque llevo más de cuarenta años amándolas y queriéndolas con todas mis fuerzas.

Que quede bien claro, que el amor platónico no es amor real. Estar enamorado de alguien a quien no conoces, no es querer a esa persona, a ese pueblo o monumento, porque para querer primero hay que conocer. Este es el argumento que yo tengo en mis artículos sobre mi querida Xàbia. ¿por qué la quiero? Porque la conozco, penetra en mi corazón su paz, sus bellezas, sus eventos festivos, su paisaje, su aroma a felicidad y la dulzura de sus gentes y su pueblo que vive en vuelto en vivir constantemente para agradar a todos los que lo visitan sean españoles o extranjeros.

Todos son bien recibidos y acogidos, todo ello unido a las muchas maravillas que se pueden contemplar y admirar, está la solidaridad, la amabilidad y la hospitalidad con la que acogen a todo el mundo sin distingos y sin menospreciar a nadie. Tampoco quiero presentarles un panorama idílico del Día de los Enamorados. Qué duda cabe que existen luces y sombras entre los enamorados, obstáculos y dificultades que se presentan en el camino de la relación de dos enamorados. Pero, la fuerza espiritual e invisible del amor supera y palia todos los contratiempos entre dos personas: comprensión, dialogo, una caricia, un abrazo, un beso… culminan con el entendimiento y el rendimiento amoroso de ambos.

En el caso de mi querida Xàbia también existen obstáculos o impedimentos que entorpecen todo lo que me gustaría ver en su entorno para que fuera más bella, pero para mí son fácilmente superables por todo el amor y querer que este enamorado siente por esta preciosa e Ilustre Villa a la que admiro profundamente, porque siempre me acoge con cariño. Por lo que, siempre que llego por primera vez, me sitúo frente a su Bahía en la Playa de la Grava, abro los brazos en señal de enviarle un fuerte abrazo como si deseara estrecharla en mi pecho.

Yo, esos pequeños estorbos los suelo comparar con rosas y espinas:

Si las rosas tienen espinas
también serán olorosas
si por su aroma caminas
las rosas son más hermosas.
Xàbia es una rosa temprana
que con el espíritu de su olor
al despuntar la mañana
me infunde su fresco amor.
Por eso, puedo gritar alto y claro, “¿estoy enamorado sea o no San
Valentín? Sí, de mi esposa y de mi querida Xàbia.

Juan Legaz Palomares.

1 Comentario
  1. Manuel Ramos dice:

    Pues a mi la playa llena de mierda, las toallitas de baño por todo el Montañar y toda la mierda que hay por caminos y calles, qué quiere que le diga, eso a mi no me enamora, en absoluto.
    Pero sobre gustos…
    En fin.


28.803
9.411
1.030