El joven javiense Miguel Esteve debuta este fin de semana como asistente de árbitro de preferente

Son pocos los jóvenes que se animan a ser árbitros de fútbol. El javiense Miguel Esteve Espasa lleva dos años ejerciendo el arbitraje. Con solo 14 años tenía claro que su vocación era ser árbitro de fútbol. Ahora con 16 años, está inscrito en la delegación de Benidorm.

Como cualquier joven empezó jugando al fútbol, pero lo compaginaba arbitrando partidos no federados hasta los 13 años en una liga local. Miguel afirma que disfruta pitando, ahora arbitra hasta la 2ª regional juvenil, es asistente en la categoría autonómica y hasta hoy era asistente de preferente en partidos amistosos.

Justamente este domingo debutará en partido oficial de preferente en Gandía, en el partido Portuarios-Alginet. Como es menor de edad su padre siempre le acompaña a los partidos. Miguel destaca que los árbitros no tienen seguridad en los campos de fútbol y a veces lo pasan mal.

A pesar de que aún no ha tenido que hacer ningún curso sobre el video arbitraje (VAR), Miguel asegura que falta perfeccionarlo en algunas acciones del juego, pero espera que poco a poco vaya cambiando. El joven árbitro afirma que «el VAR ayuda a los árbitros principales que cometen algún error, con el VAR el árbitro tiene más seguridad».

Para formarse y seguir creciendo como árbitro, Miguel se fija en colegiados de categoría superior a la que él arbitra. A nivel nacional le gusta como arbitran Juan Martínez Munuera y Antonio Matéu Laoz. Miguel se define como un colegiado al que le gusta dejar jugar, le gusta el dialogo antes que mostrar una tarjeta, pero reconoce que es muy difícil llegar a la élite del arbitraje.

Esteve reconoce que «son pruebas muy difíciles, pero si uno se lo plantea, ojala llegue algún día la oportunidad». En este sentido, cada cierto tiempo se desplaza a la delegación de Benidorm a realizar pruebas físicas y técnicas para saber si están capacitados para arbitrar.

La afición del arbitraje viene de él mismo, le gustaba más arbitrar que jugar. «El arbitraje te engancha, tienes ganas de pitar partidos, voy contento a los partidos y tengo una enorme ilusión en el arbitraje», afirma Miguel.

Otro de los puntos importantes es la preparación física. Miguel cuenta con un preparador personal, que le ayuda en la preparación prácticamente todas las tardes. Por la mañana estudia 4º de la ESO en el colegio María Inmaculada, así que entre semana, por las mañanas, se dedica a los estudios, por las tardes entrenos y clases particulares y los fines de semana a arbitrar.

Artículos Relacionados

Comentarios en "El joven javiense Miguel Esteve debuta este fin de semana como asistente de árbitro de preferente"

*

25.820
1.604

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar