Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘El año de la pandemia’, por José Chulvi

14 de marzo de 2021 - 09:52

Hace un año, la Covid 19 irrumpía en nuestras vidas. En aquel momento, la mayoría no podíamos imaginar que 15 días acabarían siendo más de un año. Que nuestro vocabulario incorporaría palabras propias de tiempos de guerra. Que nuestras rutinas dejarían paso a la incertidumbre, que no abrazar a alguien significaría protegerlo; que levantar la persiana de nuestro negocio pasaría de ser de una obligación al deseo más esperado.

Recuerdo los primeros días de marzo de 2020 casi con ternura al pensar cómo ignorábamos la magnitud de lo que se nos venía encima. No sospechábamos que una amenaza tan pequeña e invisible nos iba a cambiar tanto la vida, recolocar nuestras prioridades y demostrar la fragilidad de nuestro sistema. Ni que frenarla se iba a convertir en el mayor reto que hemos tenido como sociedad globalizada ni que supondría un desafío sin precedentes de gestión y respuesta para las administraciones.

La primera fase fue un shock tremendo. Los Ayuntamientos, como cualquier otra persona o empresa, sufrimos para adaptarnos a marchas forzadas a una nueva realidad marcada por la pandemia con el añadido de que los procesos administrativos no son precisamente ágiles.

En Xàbia tuvimos que reorganizar todo el sistema de trabajo administrativo y tratar de acompañar y dar seguridad a los vecinos: reforzando la limpieza en espacios públicos, dotando con los recursos necesarios a los servicios sociales para dar respuesta a esta emergencia, informando y controlando el cumplimiento de las muchas y cambiantes normas que ha llevado aparejadas el Estado de Alarma, apoyando a los centros educativos, dando consejos de autoprotección y buscando los medios para que en esas semanas de escasez, nuestros trabajadores esenciales estuvieran protegidos.

Fueron semanas casi irreales, sin horarios, sin experiencia previa a la que aferrarse, y en las que, en medio de la oscuridad y el miedo, pude comprobar que tengo la suerte de formar parte de un gran equipo y que en nuestro pueblo hay personas y colectivos tremendamente empáticos y solidarios, siempre dispuestos a colaborar.

Como políticos, en Xàbia supimos que era el momento de estar unidos y que ninguna discusión o interés partidista podía estar por encima de la respuesta sanitaria, social y económica que necesitaban nuestros vecinos. Como resultado, tenemos los planes Recuperem Xàbia, en los que hemos movilizado todos nuestros recursos económicos para ayudas directas, planes de empleo social, ayudas de emergencia, supresión de tasas y apoyo a la reactivación turística y comercial.

Desde que empezó la desescalada y sus distintas fases, físicamente hemos vivido con mascarillas y controles de aforo, pero también un tiovivo emocional con dos momentos opuestos: un verano en el que el que rozamos la normalidad y que hoy casi parece un espejismo y unas navidades e inicio de año durísimos con los peores momentos de incidencia del virus.

Nunca podremos agradecer suficiente a los que se han visto en primera línea de esta particular guerra como son los sanitarios, los servicios de seguridad y emergencias, los cuidadores, maestros, personal de la limpieza y otros colectivos esenciales.

Como alcalde, quiero hacer una mención al papel de nuestra Policía Local que ha tenido que asumir muchísimas nuevas responsabilidades durante esta crisis sanitaria y velar por el cumplimiento de unas normas no siempre comprendidas.
Es marzo de 2021. Cumplimos ya 12 meses llenos de miedos, sacrificios y renuncia para muchísimas personas.

Quiero tener un recuerdo especial para todas aquellas familias de Xàbia que han perdido a sus seres queridos, que no olvidemos que es el verdadero drama irreparable de esta pandemia. Que la memoria de los buenos momentos vividos junto a ellos os sirva de fuerza para afrontar el futuro con optimismo.

Una mención aparte para todos aquellos (empresas, autónomos, trabajadores) que han cargado económicamente con las consecuencias de las necesarias restricciones o los que, como las comisiones de fiestas, han entendido que ya vendrán mejores tiempos para celebrar.

Un año que, inevitablemente, nos ha cambiado a todos y todas. Ahora es cuestión de actitud y motivación conseguir que nos haga mejores.

Estamos cansados. Pero, sabemos mucho más que hace un año de nuestro enemigo y todo hace pensar que solo queda un último esfuerzo para poder reencontrarnos. La vacunación ha empezado y con ella el camino a volver a la normalidad y a recuperar la sana socialización lejos de las pantallas. De dejar atrás el contar sillas y estar pendientes de relojes y fronteras. De volver a las benditas rutinas, a celebrar y abrazarnos, a compartir el mundo. En definitiva, a todo lo que hace que la vida merezca la pena ser vivida.

Es momento de, con prudencia y todo lo que nos ha enseñado la experiencia, cerrar por fin el año del coronavirus y abrir la puerta a un nuevo tiempo con ilusión, esperanza y optimismo.

¡Juntos lo conseguiremos!

José Chulvi
Alcalde de Xàbia

7 Comentarios
  1. Jartita dice:

    Chulvi no, gracias

  2. Anónim@ dice:

    Chulvi, si yo fuera tú me daría vergüenza ponerme a dar discursos después de la nefasta gestión que estás haciendo en Xàbia. Dices que, con el virus, los trabajadores de limpieza se han vuelto esenciales, teniendo que limpiar todos los días cada lugar pero, realmente, eso es algo que se tiene que hacer con virus y sin virus. Antes del virus las salas del polideportivo solo las limpiaban un día a la semana y siempre apestaba a pies cuando, lógicamente, se tienen que limpiar todos los días y más sabiendo que son salas donde se practican deportes, donde cada hora entra gente diferente y aunque ahora hay covid, siempre han habido miles de enfermedades más que se transmiten de igual manera. Antes del covid, cada vez que llegabas a un sitio estaba sucio, ahora por el covid lo limpian después de cada uso, cuando eso es algo que por higiene se tenía que haber hecho toda la vida. Luego dices que quieres mencionar a la Policía Local por su labor, ¿qué labor? Hablar maleducadamente y con aires de superioridad, entiendo que por su trabajo se hayan tenido que topar con gente que les ha tratado mal pero existimos muchísima gente más que hablamos con educación y de buenas a primeras, nos vacilan, nos menosprecian, nos hablan mal, etc. ¿A ti te parece que es momento de mencionarlos? Cuando se supone que tienen que proteger al ciudadano, lo tratan mal. Date cuenta de que la gente no quiere cruzarse con ningún policía, aunque no hayan hecho nada malo pero no los quieren ni ver, ni si quiera la gente de los pueblos de alrededor, hasta ellos han comentado sus malas pasadas con la policía de Xàbia mientras que en los demás pueblos los policías son educados. Señores policías LOCALES, no se olviden de que ustedes son simples FUNCIONARIOS con un puesto asegurado, como todos los funcionarios (si no fuera por el puesto asegurado veríais que educados serían), un policía de verdad protege a los ciudadanos, no los putea, perdonen la expresión.

  3. Sonia dice:

    Se hicieron casta, el dinero les cambió.
    Espero que en las próximas elecciones desaparezcan del mapa.
    Cuando pasee por Javea y nadie le de ni los buenos días se dará cuenta de la pésima gestión.

    Se cargaron la clase media, me tienen a sus amigos en las empresas públicas y desde allí hacen política con el dinero del pueblo. Siempre arrimando el ascua a su sardina.
    Yo a este Chulvi no lo conozco, la casta le cambio.

  4. Loudes dice:

    Menudo PANFLETAZO

    Yo no doy crédito con esre pollo. Una Gestión desastrosa y todo son excusas y buena cara, lamentable.

    Me imagino que los que «viven» de este rollo de el Psoe, y todos los que subviven, estarán encantados que esto dure mil años más, yo no.

    Conozco a mucha gente que se ha ido a de Jávea para no volver jamás. Han conseguido cargarse Jávea, ahora es una ciudad con mar, como miles de ellas, los fines de semana llena de domingueros guarros, muy guarros y las playas y campo llenos de mierda hasta la bandera

    Qué pena de Jávea

  5. Intrigado dice:

    En la foto Chulvi se ríe
    Preguntas:
    ¿De qué se ríe?
    ¿Se ríe de nosotros?
    ¿Se ríe de los Bloques de casas que aún le quedan por firmar?
    ¿Se ríe su «billante carrera» en Jávea?
    ¿Se ríe de su subida de sueldo y de su cobro de dietas durante la Pandemia?
    Me gustaría saber de qué se rie

    • Z dice:

      Exactamente pienso como tú . De que se ríe? A mi no me hace nada de gracia ver cómo nos están arruinando mientras ellos es sus cómodos puestos se lo llevan calentito. Prometen el oro y el moro todo falso. Damos ayuda pero luego hacienda te las reclama. Vergüenza es decir que se prolonga el pago de los impuestos cuando deberían de decir quedan exentos. El que no tiene no tiene ahora ni en un par de meses y con todo el dinero que se han ahorrando y se están ahorrando en todo tipo de fiestas es de vergüenza decir prolongamos los pagos de impuestos.

  6. Carles dice:

    Le faltó decir que los trabajadores del Ayuntamiento y de la empresas públicas pusieron sus medios para teletravajar y que no colapsan los expedientes, sus teléfonos, sus ordenadores su Internet, su papel, sus lmpresoras y que él ha tenido la poca vergüenza de no pagar ni siquiera el costo de la línea de Internet, pese a estar obligado por ley. MUCHO MORTO CULVI, MUCHA CARA DURA.


28.145
1.947
8.521
624