Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Curiosidades en mis andanzas por archivos y bibliotecas (I)’, por Juan Bta. Codina Bas

27 de febrero de 2022 - 05:28

Puede que este artículo al que seguirán otros, interese a pocos o a nadie, pero siempre habrá alguno que lo lea y saque alguna enseñanza de los mismos o se le ocurra una idea para hacer algo, no solo para Jávea sino con otros objetivos.

Hoy, son muchos los que haciendo los grados universitarios o los masters se ven obligados a hacer un trabajo como final del ciclo. Cuando yo tuve que hacer la tesina de Licenciatura o la de psicología en la escuela de Psicología y Psicotecnia de Madrid, o la tesis para el doctorado, tuve que buscar ideas y moverme para ver que es lo que podía hacer.

A veces los profesores ayudan y otras dejan que el alumno elija tema y ellos le facilitan las cosas, pero también a veces los profesores proponen una idea y al alumno no le gusta y ha de ingeniárselas para hacer una cosa que siendo atractiva para él, lo sea también para el profesor que le ha de dirigir el trabajo.

Mis trabajos académicos no fueron causa de visitas a archivos, pues se centraron en aspectos en que la estadística era su plato fuerte, tras una investigación personal. Si bien en ellos siempre había una introducción con un estudio en la bibliografía del momento y para ello tuve que acudir a bibliotecas o a mis libros y revistas de que disponía.

Una experiencia positiva para todo esto era el de participar en cuantos congresos y jornadas se dieron y de esta forma conocer de plano lo que otros habían hecho en los campos académicos en que yo podía trabajar y llegado el momento, presentar comunicaciones para disponer de tablas para el ejercicio de la exposición de la comunicación escuchando las críticas que se daban al final de la exposición así como los aciertos en el trabajo desarrollado.

De esta forma iba aprendiendo a hablar en público, que es muy necesario para un profesor, al igual que es necesario saber controlar el tiempo ya que ‘mas vale sermón corto que mueve el corazón que largo que mueve el culo’. También diría que hay que considerar a la Oratoria como una ciencia que se puede aprender con una buena formación.

Uno de los primeros centros en los que estuve documentándome fue cuando quise buscar datos de estadística de la población de Jávea acudiendo al INE: Instituto Nacional de Estadística de Valencia. Allí consulté todos los anuarios de censos en los que figuraban datos relativos a Jávea y pude comparar con datos de otras poblaciones aledañas. Con ellos construí las pirámides de población de Jávea. Este Instituto de Estadística que está en Valencia, fue una de mis primeras aventuras en un local donde se reúnen investigadores.

No penséis que en un archivo se puede ir a conocer a otras personas y hablar y hasta ‘ligar’, como alguien lo puede pensar. Cada uno va a trabajar. Hay que considerar que en los archivos los documentos que dejan para consultar, el tiempo es un factor a tener en cuenta.

Ese tiempo de consulta ha de ser aprovechado al máximo ya que si no concluyes has de volver otro día y si en cada ocasión ‘pierdes’ tiempo hablando, el número de horas se incrementa. Posiblemente, si te tomas un descanso a media jornada y coincides con otras personas, puedes entablar una relación de amistad, pero como te atosiga el trabajo, vuelves pronto del cafetito a la mesa de investigación.

Os diré que en el Instituto Nacional de Estadística, confraternizaba mi investigación con titulados recientes en farmacia que buscaban datos de poblaciones que iban creciendo. Lo estudiaban cada vez que salía el censo poblacional de todos los pueblos. La ubicación de la oficina de farmacia una vez autorizada, atendía a módulos de población y distancias. En general el módulo es el de 2.800 habitantes por oficina de farmacia manteniendo una
distancia de una farmacia a otra de 250 metros. Esta norma puede variar en función de las características del municipio y de la Comunidad Autónoma aunque hay una ley general pero que cada Comunidad puede variar en función de su densidad o situación: zona turística, medio rural, entidades menores… Cuando pasaba el tiempo sin encontrar algo que les satisfaciera, conocí a alguno que planteó su futuro con una parafarmacia, ya que las condiciones de crearla no estaban tan condicionadas.

En aquellos primeros años, no había fotocopiadoras ni máquinas para hacer fotos de los documentos y todo era tomar notas con papel y lápiz. Con el paso del tiempo, fui aprendiendo a recurrir a estrategias para avanzar más rápido, pero eso lo contaré en otro apartado.

1 Comentario
  1. Erika dice:

    Como siempre, muy interesante el artículo del Sr. Codina Bas. Yo también he pasado horas, sobre todo en la Biblioteca Nacional y en el Archivo Africanista, ambos en Madrid y este último desgraciadamente desaparecido y sus miles de volúmenes repartidos por toda España, deshaciendo así una colección y un trabajo logrados a lo largo de muchos años. Sé el esfuerzo que representa estar horas y horas (y a veces hasta meses) buscando datos sobre un tema en particular y mi agradecimiento por describirlo aquí, especialmente para las personas que desconocen el tiempo que se pasa en buscar esos datos, a este ilustre escritor, que tantos libros ha publicado, en especial sobre Jávea.


28.803
1.974
8.829
757