Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘A mi amigo D. Rafael Andarias’, de Juan Legaz Palomares

09 de mayo de 2020 - 01:00

He leído con máxima atención la entrevista al Dr. Andarias en Jávea.com (Xàbia.com de 06 mayo 2020). Me ha impactado bastante cuando dice, después de 23 días en la UCI: “Tengo el temor de volver a contagiarme”. Además, cuenta su debilidad física y muscular, y que está aprendiendo a andar. E insiste: “Que la gente no se confíe y siga las precauciones, porque hasta que llegue la vacuna debemos persistir en las medidas de seguridad, de higiene y de preocupación”.

Informa que el Covid-19 ha cambiado la vida de todos. Y termina la entrevista, señalando: “He notado el calor y apoyo del pueblo de Jávea, además de mis familiares y amigos. He visto una Jávea que desconocía, una Xàbia solidaria”.

Amigo Rafael, desde Murcia en la distancia, deseo comunicarte que he vivido con inquietud la terrible situación que has pasado y, aunque no sea de Jávea, sí soy un enamorado de mi querida Xàbia y de su gente. Quiero traer a colación lasa palabras que entrecruzó un médico amigo con un paciente de coronavirus. Me refiere este médico uno de los casos con los que se tiene que enfrentar diariamente.

Y me indica: a uno de los enfermos que atiendo: “Le acaricio la cara y le digo: Tranquilo, ¿quieres decirme algo antes de dormirte? Me acerco a él y le comunico que vamos a ponerle un tubo para que le ayude a respirar mejor, que lo voy a sedar y que no se va a enterar de nada, que no le va a doler”.

Mi amigo es médico internista y me comunica que, esta es una de las entregas que ha comenzado a escribir, y en la que cuenta cómo está viviendo profesional y personalmente una pandemia que le ha situado en primera línea de batalla, ya que trabaja en la UCI, la unidad donde se atienden los casos más graves del coronavirus. Me explica con lágrimas en los ojos, cómo se emocionan los enfermos cuando perciben esas palabras de ánimo y cariño que les mostramos en estos angustiosos momentos que la asfixia les impide hasta articular palabra, pero su rostro sonriente es la prueba más fehaciente de que “una caricia también cura”.

Pienso que algo parecido te dirían a ti tus compañeros y demás sanitarios. La emoción que he sentido por tu curación ha despertado en mi corazón brindarte lo mejor que llevamos dentro -cariño y amistad- para procurar animarte y buscar la manera de regalarte una pizca de felicidad ahora que, estoy seguro que te hace mucha falta.

La alegría, la sonrisa y el placer están servidos. Con tu labor ingente dirigiendo el Ajedrez Viviente cada año, en pro de fomentar los bienes culturales que deben ser el “alma mater” de nuestra existencia, y un legado que debemos estar dispuestos a dejar a las futuras generaciones para que los niños crezcan en el amor a la cultura y a la sabiduría. Así serán buenos ciudadanos. Ya lo dijo Pitágoras: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.

Y como casi siempre se habla de cualquier característica de las personas una vez que han fallecido, en esta ocasión he preferido hacerlo en vida.

Así que, mucho ánimo Dr. Andarias. Jávea te necesita como médico y como amigo, y el Ajedrez Viviente de les Festes de la Mare de Déu de Loreto.

Un abrazo, aunque sea virtual.

Murcia-Xàbia 10 mayo 2020.

Juan Legaz Palomares.

Deja un comentario

    27.650
    1.820
    6.497
    542
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.