Deportistas y aficionados a la montaña se movilizan para impedir la prohibición de la escalada en el Montgó

Un grupo de escaladores y aficionados a la montaña de la Marina Alta quiere mostrar públicamente su profundo desacuerdo tras conocer que la dirección del Parque Natural del Montgó ha decidido retirar el material fijo que permite la escalada deportiva en la Cova Ampla. Máxime cuando esta medida restrictiva se ha tomado de manera unilateral, sin buscar una solución consensuada con la federación d’Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana (FEMCV) y sin un informe previo que la justifique o que pruebe que influye negativamente en el parque o sus ecosistemas.

Escalador en el Montgó

Por el momento han remitido una carta a la dirección del parque pidiendo que se reconsidere esta prohibición, un escrito que suscriben los centros excursionistas de Gata y Pego, los clubes de montaña de Calp, Alpi de Gandia, de la Universidad Politécnica de Valencia y la asociación por una escalada sostenible Entorns.

También piden a los Ayuntamientos de Xàbia y Dénia que reaccionen y velen para que la gestión en el Parque Natural facilite las prácticas respetuosas que lo dinamizan y así se deje de percibir esta protección como un obstáculo y se vea que tener un espacio protegido es realmente un valor y una oportunidad para la calidad de vida de las poblaciones que los disfrutan.

Impedir que la gente acuda al Parque Natural del Montgó a realizar una actividad deportiva respetuosa con el medio, como lo es la escalada deportiva, no es otra cosa que ir en contra del propio Montgó”, señalan. “Si las poblaciones de Dénia, Xàbia, Jesus Pobre y Gata viven de espaldas al Montgó, si no lo perciben como una oportunidad, si no lo pueden disfrutar respetuosamente, el Parque pierde. Limita su alcance y su función” opinan.

En este sentido, recuerdan que la normativa que marca las directrices y actividades permitidas en estos espacios, como el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) tiene un periodo de vigencia de 4 años y debería de ser revisada y renovada periódicamente para mejorar y asumir los objetivos y los nuevos retos que se presentan en el territorio.

Ejemplo de ello es el PRUG del Montgó, aprobado en noviembre de 2007 y que entre otras muchas que no se han asumido, especifica la prohibición expresa de la escalada. “Hoy, nueve años después nos preguntamos si esa prohibición es apropiada en el Parque y si no hay otras prioridades a mejorar” comentan.

Cova Montgó

Este grupo de amantes de la montaña quieren dejar claro que en ningún caso pretenden que se dejen de lado los objetivos de conservación. “Somos los primeros que estamos convencidos de que la protección y la conservación de los ecosistemas naturales no es un lujo, sino una necesidad prioritaria”.

No obstante, insisten en que la escalada (tanto clásica como deportiva) está considerada como una actividad respetuosa con el medio y, de hecho, se permite su práctica en la mayoría de Espacios Naturales Protegidos de nuestro país, como el Penyal d’Ifac, Penyagolosa, Sierra de Gredos, Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido o la Tinença de Benifassà, entre otros, o un referente internacional como es el Yosemite.

Por ello se muestran dispuestos a estudiar el tema con los responsables del parque y a trabajar de forma conjunta para, si es necesario, establecer unas medidas reguladoras de la actividad “que en lugar de exclusivamente prohibir, permitan compatibilizar la escalada con la protección del medio”.

Artículos Relacionados

Comentarios en "Deportistas y aficionados a la montaña se movilizan para impedir la prohibición de la escalada en el Montgó"

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar