Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Un millar de personas asisten al XXII Ajedrez Viviente de Xàbia basado en el acoso escolar

30 de julio de 2018 - 13:29

El XXII AJEDREZ VIVIENTE DE XÀBIA tuvo lugar el pasado sábado con la novedad de un nuevo escenario. La Avenida Lepanto acogió el tablero de juego junto a la presencia de cerca de un millar de personas como público y más de un centenar de participantes entre los músicos y actores.

En el inicio del evento, el alcalde de Xàbia, José Chulvi y el presidente de la comisión de Fiestas Mare de Déu de Loreto, Vicente Gavilà, organizadora del acto, hicieron entrega de una placa conmemorativa a la escolar Iris Cholbi, seleccionada tras su brillante resultado en el Torneo Fogueres de Sant Joan y que condujo el bando negro y a Javier Gomis, delegado en Alicante de AEPAE (Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar (AEPAE), invitado de Honor de este año, que se encargó de las piezas blancas.

El espectáculo de Nuestra Alicia, basado en el cuento de Alicia en el país de las maravillas pero en una versión actualizada escrita por Raquel Violero y Héctor Cruañes, con el tema del acoso escolar como hilo conductor, sorprendió a los espectadores con su puesta en escena y el mensaje que se trasladó.

Argumento de la obra

El guión narraba situaciones reales, que día a día, los niños viven en su entorno. La obra arrancó con la aparición de Alicia, una niña feliz que leía e imaginaba historias con sus padres, pero que al hacerse mayor perdió el interés por la lectura, evitando relacionarse con sus padres. Intentó encajar en el instituto donde es testigo de una situación de bullying a una de sus compañeras. Entonces, el mundo de las maravillas se abrió ante ella para deformar la realidad.

Alicia llegó a una plaza, donde la acosadora de su clase, convertida en la Reina Roja, dicta cómo tiene que vestir la gente e incluso comportarse en el mundo de las maravillas, teniendo todos que ir vestidos de rojo como ella. La Reina Roja invita a Alicia a su palacio y, al aparecer ella vestida de azul —un color que nunca se ha llevado—, es objeto de burlas, por lo que las ayudantes de la Reina cambiaron a Alicia de ropa para que encajase en su mundo despojándola de su personalidad.

La representación terminó con una batalla entre los dos bandos: el blanco, que representaba la libertad y la verdad, y el rojo, que encarnaba el terror de la Reina Roja. Finalmente, las piezas blancas vencieron y consiguieron traer la paz al mundo de la maravillas… y a la propia Alicia.

La XXII edición del Ajedrez Viviente cautivó a todos un año más. Cabe destacar la Comisión de fiestas del Loreto organiza este evento desde 1996 con el patrocinio del Ayuntamiento, y que este año contó con la colaboración de CaixaBank (Fundación La Caixa) y del Patronato Provincial de Turismo Costa Blanca. Además, este acto recibió en 2002 el galardón de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La coordinación general corrió a cargo de José Erades y la dirección por parte de Rafael Andarias Estevan, director del Ajedrez Viviente. También intervinieron la Orquesta Sinfónica de Xàbia bajo la batuta de Joan Bou, que compuso una partitura ex profeso para la obra, el Estudio de Danza Salomé Rodríguez y el Taller de Teatro Jove de Xàbia dirigido por Inma Sancho. La presentadora fue Irene Wittwer y las narradoras, Loli Quesada y Laura Giuliano.

Deja un comentario

    28.078
    1.891
    8.105
    593
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.