Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Restaurante Sur, la historia de 60 años en la Granadella

10 de mayo de 2019 - 11:59

De la mano de Ana y José Ángel Estalrich profundizamos en la historia de la Granadella y del Restaurante Sur. Los inicios se remontan a un chiringuito junto a la playa en 1959. A partir de los años 70 se convierte en restaurante y desde 2002 se traslada a la Avenida del Tío Catalá.

Los inicios

La historia comienza en los años 50 cuando Joaquín Estalrich y su hermano trabajaban de peones en la construcción de la carretera que une Xàbia con la Granadella. Entonces empiezan a llegar los primeros turistas, la mayoría franceses. La mujer de Joaquín se traslada a la Granadella para que ellos no tuvieran que desplazarse a Benitatxell. Ante esta situación, los Estalrich montan un chiringuito con cuatro cañizos y como tenían una pequeña barca, con lo que recogían servían a los turistas.

En el año 1973 hay una regulación a nivel nacional de dominio público y construyen el restaurante junto a la playa. Durante 25 años, la familia Estalrich está en este lugar hasta que termina la concesión y tienen que abandonar el restaurante.

En ese momento deciden ir más allá y compran dos casitas de la Avenida Tío Catalá que están junto a su propiedad y permutan una de ellas para construir el actual Restaurante Sur. Ahora, en su 60 aniversario, se hace un homenaje a la evolución de la Granadella con una exposición fotográfica desde cuando empezaron a llegar los primeros turistas hasta las imágenes más recientes.

La exposición

La exposición '60 años junto a ti' muestra fotografías curiosas en las que se puede observar como rondaban a las turistas con dos guitarras, o la montaña de la Granadella sin pinos o como la Cala contaba con ganado, cepas, oliveras o algarrobos. Ana, propietaria del Restaurante Sur señala que cuando descubre la foto de la Granadella sin pinos, "el duelo del incendio del 2000 me pasó más pronto, había nacido y crecido con los pinos, y cuando vi que la Granadella no tenía pinos pensé que el fuego ha hecho que volviéramos a los años anteriores y los pinos crecieron por el abandono de la agricultura".

En la exposición fotográfica se pueden ver las casetas que existían, como era la de la capitanía, el cuartel de carabineros y con posterioridad a la riada de 1957 se trasladan varias casas.

Otro punto importante de la Granadella son las fiestas. Según narra la familia Estalrich, "siempre había una guitarra que animaba la fiesta. En el actual barranco, con cuatro cañizos, se hacía un vallado y soltaban vaquillas. Habitualmente se escapaban y todo ello era fiesta".

Recuerdos

José Ángel destaca de la exposición un conjunto de tres fotos: Agua dulce, agua salada y fuego. Una del 82 con un fuerte temporal que las olas pasaban por encima del trampolín, otra del 85, con lluvia y temporal que hace que se lleve la playa de forma trasversal y una tercera con el incendio del 2000, con el gesto de dos personas que lo dice todo. Esta situación hizo que en el restaurante se refugiaran 80 personas "y luego tuvimos el reconocimiento de la Cruz Roja con la Cruz de Bronce".

La muestra hace homenaje también a las personas que ya no están, personas que han sido parte importante en la vida familiar y amigos.

En las instantáneas se puede observar como en los primeros años no había neveras y tampoco butano, "teníamos conejos y gallinas, mi padre era pescador y cocinaban marineras, arroces, tortillas; en definitiva, lo que te daba el mar y la tierra".

Los hermanos recuerdan y cuentan con orgullo cuando su padre acomodó una bicicleta con un cajón detrás para poder recoger el hielo, "todos los días hacía el trayecto desde la fábrica de hielo que estaba en el puerto hasta la Granadella, y en una de las cuevas, con paja y hielo se conservaban los alimentos".

La evolución de la Granadella

Los años pasan, y la familia Estalrich valora el cambio sufrido en la Cala, "la Granadella estaba demasiado masificada y había que controlarla. Las restricción de vehículos en los dos últimos años ha sido buena, pero durante el primer año sufrimos bastante por falta de comunicación a la gente. Pasamos tres semanas de julio mirándose y sin clientes. En agosto vino la riada que destruyó la playa y tanto el ayuntamiento como los
restauradores nos concienciamos que había que hacer una mejor comunicación advirtiendo que se cortaba el tráfico cuando el aforo estaba completo y que había que bajar en tren o autobús. Una acción que pensamos que es buena".

Puertas abiertas en el Restaurante Sur

El 60 aniversario del Restaurante Sur aporta esta exposición fotográfica de la Granadella que puede ser visitada, pero además, del 24 al 27 de mayo, elaborarán una carta sin gluten. Cabe recordar que el Restaurante Sur ha recibido por segundo año consecutivo el reconocimiento como mejor restaurante sin gluten de la Comunidad Valenciana otorgado por la Federación de Celiacos ACECOVA.

El 13 de septiembre habrá una jornada culinaria, 'Cocinemos juntos' en la que sacarán todos los calderos de la cocina y enseñarán cómo cocinar los arroces, paellas y el Cruet Granadella.

El 19 de octubre realizarán una ponencia, “Descubra la Cala Granadella desde su historia”.

Contacta con Restaurante Sur

Deja un comentario

    28.410
    1.933
    8.634
    637