Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Rafael Andarias, novelista alicantino’, por Juan Bta. Codina Bas

13 de junio de 2021 - 00:09

Rafael Andarias es un médico que cultiva en su tiempo libre su pasión por la escritura, el arte y la novela en particular. Su perspectiva médica hace que deba tener el llamado ojo clínico lo que le hace tomar decisiones muy importantes en cuestión de segundos y estas peculiaridades se manifiestan de continuo en su trayectoria personal.

Rafael distingue entre historia y novela, y hace bien pues no tienen un mismo objetivo. En 1992 con motivo del V Centenario del descubrimiento de América, escribí una novela sobre el viaje de ida y vuelta de Colón a América, de unas 600 páginas y la presenté a un concurso literario organizado en Murcia donde quedó finalista, tras el primer premio y el accésit. La organización me invitó a la cena de entrega de premios con mi esposa y un miembro del jurado llevaba mi ejemplar bajo el brazo en un simulacro de aparentar decisiones mientras íbamos cenando.

En ese simulacro por unos altavoces iban diciendo los ejemplares que iban seleccionando, primero diez, luego cinco, luego tres y al final el premio y el accésit. Cuando leyeron los tres últimos, mi novela la nombraron; luego ya no.

Tras la cena me acerqué al miembro del jurado que había llevado mi obra bajo el brazo y le pregunté cual era su opinión sobre mi obra. Su contestación fue: "se nota más al historiador que al novelista’". Fue por un lado un elogio pero por otro una desilusión.

En otra ocasión pregunté a Jesús Moncho, sobre que había que hacer para que una novela fuera un éxito, me dijo, en una novela has de poner siempre un conflicto y buscar como resolver ese conflicto. La verdad es que yo no tengo la creatividad que hay que tener para escribir una novela, lo que si admiro en Rafael Andarias, que a través del Ajedrez Viviente o del relato-guión de cine y hasta en su actividad como director de cortos, muestra un quehacer idóneo para novelar.

Esto viene a cuento de que Rafael ha sabido con los datos históricos, que son necesarios, hacer una ficción creíble y sostenida por los hechos que acaecieron al final de la guerra civil en Alicante, con situaciones de espionaje y de historia de amor que tiene como centro el que se llamaba hotel Reina Victoria pero que, con el advenimiento de la Republica, el vocablo monárquico era un término recusado y no correcto políticamente, que se dice ahora y cayó del nombre.

El libro fue presentado en la Feria del Libro a las cinco de la tarde. Decían que agradecían a los asistentes que hubieran renunciado a la siesta pero tanto el historiador Juan Martínez Leal como Rafael Andarias no recordaban el poema lorquiano de ‘A las cinco de la tarde’ donde se cuenta la cogida y muerte de Ignacio Sánchez Mejías, y que los taurófilos sitúan en esta hora la diana de su afición. La presentación tuvo lugar en la plaza Séneca entre los murales de Emilio Varela Isabel y Gastón Castelló Bravo.

Rafael nos dijo que se trata de una novela muy alicantina en la que se aprecia el ‘deje alicantino’ así como que con la novela podía formalizarse una ruta recorriendo los diversos escenarios de la ciudad que fueron protagonistas en los últimos cinco días de la guerra civil.

El autor ha buscado satisfacer sus deseos de que una novela le haga reflexionar y al mismo tiempo que aumente su cultura y saber y creo que estas dos ideas están patentes en su obra. En la reflexión que lanza y que enfatizó el presentador Juan Martínez Leal, el de ¡no volveremos a hacerlo!. Los españoles estamos divididos y aun no se ha superado lo sucedido y que como propuso el académico y premio Príncipe de Asturias, Antonio Muñoz Molina, en 2009, precisamos un gran Pacto de Estado sobre nuestra Guerra Civil. ¡Ojalá se logre esa superación!.

La novela se lee con fruición e interés por saber lo que le sucede a la protagonista, la arqueóloga María que con el camuflado como periodista suizo Karl llegan a Alicante para recalar en el nido de espías en que está el Hotel llamado en esos años Victoria. Muy buena lectura ahora que llega el momento de los calores para disfrutar a la orilla del mar o cerca de la montaña. Creo que puede ser objeto de interés para llevarla a las pantallas por el mundo del cine.

Deja un comentario

    28.502
    1.937
    8.634
    657