Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Nada o res’, por Juan Legaz Palomares

24 de abril de 2021 - 00:27

Hoy me he despertado un poco nostálgico, o quizá apenado, porque los dichosos protocolos me prohíben poder viajar a oxigenarme del aire y del sol de mi querida Xàbia. Por eso, a pesar de mis carencias sobre la lengua valenciana, me
ha surgido la idea de “nada o res”. Es que el amor despierta sentimientos dulces, amables, agradables… e incluso pasiones que alivian tristezas y nostalgias.

Como bien saben, “nada” o “res” tiene el mismo significado, independientemente de que se diga en castellano o valenciano. Pues bien, en esta ocasión, mi deseo es convertir en normal las dos palabras, no en sentido desfavorable o de negación: “nada o res”, sino en el afán y el deseo positivo de mi ilusión por abrazar los
efluvios de mi querida Xàbia que alegran mi corazón, que me recauchutan, me inspiran y me elevan al cielo. Y, por tanto, ese “nada o res” me quieren transmitir que, no me preocupe de “nada o res”, porque pronto podré embriagarme de los encantos de Xàbia.

Cuando estoy ausente de mi querida Xàbia, como es natural, pronuncio “nada”. Sin embargo, si estoy en la tierra alicantina pronuncio “res” por coherencia y respeto con los habitantes de esta gran tierra mediterránea.

La pluralidad de los idiomas, así como su como su conocimiento, son una riqueza cultural que debemos cuidar y fomentar sin exclusión, ya que tenemos que estar orgullosos del gran lujo que gozamos de poder presumir del amplio elenco cultural que posee España y que, no es cuestión de interpretarlo como un hecho discriminatorio, de menosprecio, o como un insulto sobre aquel ciudadano que, por una u otra razón, desconoce el idioma que por tradición y cultura se habla en otras regiones de España.

Que nadie se ofenda si al visitar alguna región en la que se habla de una forma distinta al idioma castellano. Pero, también es cierto que, tampoco debe sentirse marginado.

Les aseguro que, después de más de cuarenta años visitando Xàbia, jamás me he sentido despreciado o desairado por hablar en castellano. Todo lo contrario, me he sentido perfectamente aceptado y acogido igual que si estuviera en mi tierra murciana en la que nací. Ahora bien, también me llena de orgullo más que, haber alcanzado un nivel deseable y entendible del valenciano, aunque reconozco que lo hablo con bastantes carencias, a pesar de que me encanta hablarlo y prosperar en perfeccionarlo. Y así, diré:

Que nadie se sienta incómodo
en la Comunidad Valenciana
porque en cualquier caso o modo
no será discriminada
diga “res” o diga “nada”,
su gente lo entiende todo.

Por lo que, hace algunos años escribí: 'EL MÓN PER UN FORAT' y, entre otras estrofas decía:

El món per un forat
a vegades volguera saber
per veure si és veritat
que tot és poder i diners.
Com ara hi ha poca gent
que tinga formalitat
és necessari ser valent
per a esbrinar la veritat.
En este embolicador concert
sempre hem de mirar
amb un ull ben obert
el món per un forat.

Juan Legaz Palomares

1 Comentario
  1. Tony dice:

    Cuando se tiene que justificar algo es por que algo está pasando. En Jávea al igual que en Denia se están tomando un rumbo nacionalista que solo puede acabar con el paraíso que nos caracterizaba. Un territorio multicultural y respetuoso, pero en los colegios de la Marina Alta algo pasa cuando los padres nos vemos incapaces de encontrar un colegio al margen de políticos y tonterías de idiomas y solo nos queda llevarles a los privados internacionales de la zona.
    Estos colegios por cierto se ubicaron aquí por algo, ya que Jávea era un paraíso por lo que traía a extranjeros a vivir y disfrutar. Veremos si es unos años su justificación del uso de tonterías no ha acabado con lo que en su día fue un sueño para muchos.
    Con casi la mitad población extranjera las calles, las señales debían estar en inglés y en español, el valenciano será algo cultural pero nunca se puede imponer y cada uno debemos tener la opción de elegir. En tu Javea cada vez se puede elegir menos.


28.285
1.948
8.521
625