Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Los salones de celebraciones y sus protagonistas, los otros afectados del COVID-19

17 de mayo de 2020 - 00:31

La llegada del coronavirus trastocó los planes de ciudadanos y empresarios, todos los sectores se vieron afectados y aunque en el desconfinamiento parcial (retome de trabajos esenciales) y en el Plan de desescalada, algunos empiezan a ver la luz con la reactivación de la actividad, otros siguen con la gran incertidumbre de ¿cuándo?; se trata del sector de los grandes eventos y celebraciones.

Los salones de celebraciones y todo lo que conlleva a realizar el evento se han visto afectados por el COVID-19. Bodas, bautizos, aniversarios, comuniones, etc, son momentos en los que sus protagonistas trabajan con meses de antelación para que todo salga perfecto y compartir risas, abrazos, baile y besos con sus familiares y amigos, una cuestión, totalmente inviable, con las medidas de prevención por el coronavirus.

El pensado e ideado día perfecto se ha visto derrumbado en cuestión de semanas. Muchas parejas se han visto obligadas a aplazar sus bodas, enmarcadas dentro del estado de alarma, y yendo más allá, las que tenían fecha para decir el 'Sí, Quiero', han optado también por retrasar sus enlaces matrimoniales, al próximo año, al no poder llevar a cabo los preparativos y más aún, al no conocer cómo evolucionará esta epidemia y cuáles serán las restricciones que habrá dentro de unos meses.

Y si para los novios, padres de comuniantes y padres de recién nacidos, han sido momentos de nervios e incertidumbre, no podemos olvidar a los que hacen posible que esos días sean perfectos. Los responsables de los grandes eventos se han visto también, muy golpeados, por esta pandemia.

Desde los Salones Carrasco nos indican que su vuelta a la actividad está aún en el aire, "contamos con que el 8 de junio podamos reabrir coincidiendo con la actividad del ocio nocturno pero no hay nada claro. De momento, como todos los negocios, hemos sufrido pérdidas. Muchas de las celebraciones se han aplazado, pero en nuestro negocio trabajamos con previsión. y los pedidos, por ejemplo de bebida, se habían realizado con antelación ya que en estos meses era nuestro inicio de temporada, sólo en marzo, con la entrada del confinamiento, se paralizaron tres bodas previstas. Esperamos en julio, y a partir de esta fecha, poder celebrar las bodas que tenemos reservadas".

Muchas son las incógnitas que quedan en el aire para la celebración de grandes eventos, uno de ellos, el aforo, "en ningún punto de la desescalada se determina el número limitado de asistentes. En nuestro caso no hay problema por espaciar las mesas y por acoger un aforo determinado, pero necesitamos conocer las medidas concretas para poder seguir adelante", indicaba Rosana Devesa, responsable de Salones Carrasco.

Pero el mayor 'problema' no se queda sólo en el número de invitados, sino que una boda va acompañada de música, fiesta, abrazos, besos, desplazamientos, y según las restricciones del momento "no está permitido el que la gente puede circular, por lo que no se puede contemplar por ejemplo el baile y en cuanto a los baños, tampoco se ha determinado cada cuanto tiempo hay que desinfectarlos", señalan desde el Carrasco.

Sin duda, son varios factores que provocan "pena" a sus protagonistas. "Nos ha dado pena el tener que aplazar nuestra boda porque llevas un año preparando todo el evento para que ese día sea perfecto y te encuentras con que no lo puedes celebrar, al menos, como tenías pensado", reseña una pareja de novios.

"En nuestra ocasión hemos decidido aplazarla porque de poder celebrarla este año no la íbamos a poder disfrutar como queríamos, separación entre la gente, familiares que no sabían si podrían desplazarse y preparativos a medias ya que con el cierre de toda la actividad por el estado de alarma mi vestido, a día de hoy, y a dos meses de la boda, aún no estaba hecho", manifiesta una novia.

Una situación que aunque muchas parejas o familias se hayan hecho a la idea, con el estado de alarma, de dejar ese momento para más adelante, "crea estrés el no conocer sí se podrá o no celebrar y en qué condiciones", indica una pareja. Y en el aire queda, aquellas personas que han elegido Xàbia para contraer matrimonio pero debido a la prohibición de desplazamientos y cierre de vuelos, los preparativos o el saber si van a poder viajar o volar queda pendiente.

Deja un comentario

    27.650
    1.820
    6.497
    542
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.