Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

La Cala del Moraig registra 947 intervenciones este verano, 450 menos que en 2016

27 de septiembre de 2017 - 07:58

La temporada estival ha finalizado y El Poble Nou de Benitatxell ha hecho balance del resultado de la nueva ordenanza de playas. Las nuevas normativas y la concienciación de los bañistas ha provocado que el número de intervenciones en la Cala del Moraig se redujera en 450 menos. Y es que, El Moraig ha finalizado el verano con un total de 947 actuaciones frente a las 1400 que registraron en 2016.

Las principalmente intervenciones han sido preventivas y atenciones por heridas leves, picaduras de medusa y rescates, especialmente de senderistas desorientados en los acantilados, en los que también intervinieron Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

La nueva ordenanza de playas, aprobada en marzo del 2017 y que prohíbe saltos desde los acantilados, junto con la concienciación ha reforzado la seguridad de la cala. En 2016 hubo tan solo una asistencia por salto desde acantilado fuera de horario, mientras que en 2017 no se ha registrado ninguna. Durante el verano, el Moraig presentó una ocupación del 100% de su superficie. Pese a la gran afluencia y de la escarpada orografía no se han producido casos graves.

“No se trata de que el servicio de salvamento y socorrismo del Moraig registre más actuaciones sino todo lo contrario, lo importante es minimizar los riesgos para que tengamos que actuar menos. La ordenanza de playas, con la prohibición de la peligrosa práctica de saltar de los acantilados entre otras restricciones, fue una gran decisión y está detrás de esta disminución de incidencias” apuntó el concejal de Playas, Manolo Segarra.

Servicio personal sanitario

El Poble Nou de Benitatxell es el único municipio que cuenta con servicio de personal sanitario en la cala. Este hecho la convierte en una de las playas más seguras de España. El consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana
realizó un documental y valoró la iniciativa. De forma ininterrumpida hubo tres personas fijas que controlaron la cala, una enfermera, un marinero de puente de la Marina Mercante, ambos socorristas acuáticos, junto con otro socorrista.

El dispositivo de SVS incluyó, además, un vehículo de intervención rápida, un desfibrilador, una embarcación de rescate y un repetidor de comunicaciones en el Puig Llorença. El servicio se reforzó en momentos puntuales como los fines de semana.

Deja un comentario

    28.410
    1.933
    8.634
    637