Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Jávea, en tus playas me baño todo el año’ por Juan Legaz Palomares

07 de septiembre de 2020 - 08:15

Sea invierno o verano en Jávea me baño todo el año. Sus aguas cristalinas, puras y limpias me empujan a zambullirme, porque en ellas encuentro relajación y me estimulan los sentidos. Me siento sano y fortalecido con el aliento que me ofrecen tus claras y lúcidas aguas. Me siento tonificado, y percibo que me sanan, que me curan todas las malatías.

De hecho, creo que, son la mejor y más efectiva terapia y vacuna que le puedo administrar a mi cuerpo. Tanto es así que, a mis 77 años, les comunico como referente anecdótico, aunque real, que le digo e informo a mi buen amigo, mi Médico de Familia: “La vacuna de la gripe me la inoculan las aguas limpias, cristalinas y con sus propiedades curativas de mi querida Xàbia. Me baño en octubre y no preciso vacuna alguna de la gripe. El baño en octubre en la reconfortante Playa de la Grava es que me salva de la gripe y de los constipados del otoño e invierno”.

Mi Médico, se ríe, como si de una premonición divina o brujeril se tratara. Lo acepta, aunque con reservas y me aconseja que me vacune. Pero, la prueba más fehaciente, es que desde hace varios años no lo visito ni le consulto ni por constipados ni por gripe. Creo que es una prueba irrefutable e indiscutible de que la evidencia es innegable, y me da su aprobación.

Porque… es que Xàbia, Dios te creó en un sueño celestial, te bendijo y al día siguiente descansó.

En Xàbia me descansa el cuerpo y el alma. Vivir en ella es una fortuna inigualable y sin límites. Es un Edén de hermosuras, de bellezas, que te enamoran y te atraen desde los cuatro puntos cardinales y en las cuatro estaciones
del año. Disfrutar de tu naturaleza es la mayor grandeza que cualquier mortal puede imaginar o soñar. Por eso les digo, queridos lectores, que todo aquel que se baña en sus aguas rejuvenece. Flota y emerge limpio de las enfermedades y de todas las dolencias o achaques, así como de todas las impurezas que le agobian o preocupan y cómo no, de las inmoralidades del alma.

Es una provocación que nos regenera y nos cura de las inmundicias que nos desalientan y nos castigan sin piedad. Les aseguro que necesitamos su terapia porque es infalible y además gratuita. Esas cristalinas, transparentes y suaves aguas me acunan con primor, mientras me tuesta el sol clarificador que las acompaña. Esas olas vienen y van envueltas y adornadas con las innumerables bellezas de tu mar y montaña. Son la prueba más evidente de tu salubridad, y son la luz que precisamos para gozar de sus encantos para que disfruten el corazón y el alma.

Como nos empecinamos en buscar desesperadamente: paz, tranquilidad, felicidad, salud… Por tanto, les conmino a que visiten y conozcan Xàbia. Yo, de todo corazón (aunque tampoco soy nativo, sino foráneo), les invito a que lo comprueben. No se arrepentirán, y repetirán. E insisto: “En Xàbia me baño todo el año”. Si no me crees pregúntaselo al mítico Montgó.

4 Comentarios
  1. Enrique dice:

    Yo también me baño todos los días en el Segundo Montañar y veo muchos más plásticos y porquería flotando que aguas cristalinas.

  2. Bosco dice:

    Es una lástima. Xabia es fantástica y pasamos mucho tiempo allí. Pero lo peor que le puede ocurrir es un efecto llamada como el que ha reventado asu prima Ibiza

  3. Julio César Pérez dice:

    Hermosas palabras que describen la querida Xabia, ya estaría necesitando unas dosis de esas aguas dónde espero volver a sumergirme. Siempre es una alegría saber de esta bella ciudad que espero visitar nuevamente. Saludos desde gral Madariaga, Bs as, Argentina

  4. adfs dice:

    Me alegra haber qué hay personas que escribe el sobre Jávea sin el doble fondo de la publicidad


28.064
1.880
8.039
593
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.