Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

El mecánico que conquistó los circuitos: la historia del piloto del hito imbatido y las 5 audiencias con el Rey

20 de junio de 2021 - 09:10

Antes de Alonsos, De la Rosas o Sainzs, hubo un piloto javiense de monoplazas que no tuvo rival en los circuitos españoles. Tanto fue así que a día de hoy sigue poseyendo un récord que nadie ha podido superar, el cual le valió 5 audiencias con el mismísimo rey de España, logradas con ayuda de amigos que hicieron historia en la Fórmula 1, y gracias a su propio esfuerzo y conocimiento del mundo de la mecánica. Hoy, aunque jubilado y con 74 años, sigue con el volante a mano y aprovechando la mínima para volver a poner las ruedas sobre el asfalto.

En una zona apartada de Xàbia, donde casi todo el paisaje lo ocupan chaletazos de gran coste, nos espera José Bisquert. Su casa difiere de todo lo que hay alrededor, pues se trata de una edificación mucho más humilde. Según nos cuenta, una de las primeras casas que hubo en el lugar, construida por su abuelo hace casi dos siglos. Frente a ésta se encuentra una segunda construcción más pequeña, donde nos recibe nuestro anfitrión.

Dentro esperábamos altares repletos de recuerdos de sus tiempos de gloria, o al menos estantes llenos de trofeos. Pero, por lo contrario, nos encontramos con un salón de campo bastante corriente. Los únicos elementos que nos sacan de esa cotidianidad son un par de fotos antiguas de José compitiendo, un volante en una estantería, un casco sobre un mueble y una pequeña copa que apenas tiene a la vista. Como nos confirmaría después, se deshizo de todos los trofeos que ya no sabía dónde guardar.

Pero existieron. Así nos lo muestra en una de las muchas fotos que deja junto a él en la mesa, al igual que un álbum de recortes de prensa donde se recogen sus mayores logros. Nos ofrece una cerveza, que se agradece con la que está cayendo, y espera un tanto nervioso a la primera de las preguntas. Quizá ésta es la más lógica dado lo poco habitual que resulta tratar este tipo de deporte. ¿Por qué un kart?

Una vida «entre aceite y grasa»

José Bisquert nació en el 47, en una época donde la situación económica de la zona era más que preocupante. Como muchos otros, se vio obligado a trabajar desde que era un niño. Con 12 años empezó el oficio al que dedicó toda su vida hasta la jubilación: la mecánica de vehículos. «He estado siempre entre aceite y grasa», bromea José. Dedicándose a ello, no extraña que esa relación puramente laboral con el motor acabara dando el salto a una relación mucho más pasional, la cual le dio tantas alegrías.

Cuenta que su primer contacto con ese mundillo fue con 21 años, volviendo de la mili, cuando se enteró de que había abierto un karting en Xàbia. Por aquel entonces tenía mucha afición, como espectador, por el mundo del rally. Un día, un amigo le comentó que se había comprado un kart. «¿Eso qué es?», le preguntó, a lo que le contestó que era «uno de esos cochecitos pequeños». José no sabía ni lo que era, pero fueron a probarlo.

Su primer motor roto, su primer monoplaza y su primera victoria

Fue su primer contacto con un kart y un circuito, y el resultado no fue tan motivante como acostumbran este tipo de historias. A cara o cruz se jugaron quién conducía primero el vehículo, ganando José. Tras unas pocas vueltas al circuito, el kart se rindió. Había agujereado el pistón. Y de este modo acabó su primera experiencia: con un motor roto.

Pero le gustó, así que se decidió por fabricarse su propio kart con el motor de una motocicleta y apoyándose únicamente de sus conocimientos en mecánica. Con ese monoplaza casero se enfrentó a su primera competición, en un circuito urbano por las calles de Oliva. Fue su primera carrera y su primera victoria, ganando 2.000 pesetas que reinvirtió en un motor Montesa para karts que le vendió el dueño del circuito de Xàbia, con el que corrió un par de carreras antes de pasar a la categoría Senior.

El salto a la competición nacional e internacional

Su adicción por la velocidad empezó a aumentar, lo que le llevó a competir en las categorías más altas a nivel nacional e internacional. Al principio con el apoyo de una inmobiliaria que formó un equipo, pero sobretodo ayudándose del dinero que iba ganando dentro y fuera de los circuitos. Pero los recursos eran insuficientes, por lo que no podía correr en tantas carreras como le hubiese gustado.

Pronto su nombre empezó a aparecer en los principales medios deportivos, siendo una de las figuras más importantes, si no la que más, de la competición de karts del país. En 1972 compite en su primer Campeonato de España, el cual se celebró en Mataró, quedando séptimo.

Ahora bien, para llegar a ese primer Campeonato de España tuvo que competir antes en La Nucía. Una carrera en la que se jugaba su participación en la principal competición del país. Y no por cuestiones clasificatorias, sino meramente económicas. Había en juego 9.000 pesetas para el primero en cruzar la línea de meta.

«Fue la copa más pequeña de mi carrera, pero las 9.000 pesetas me permitieron ir a Mataró, ¡con hotel y todo!», recuerda divertido José. La copa más pequeña, pero la única que conserva aún a día de hoy.

El récord que aún nadie ha superado y sus 5 felicitaciones reales

El del 72 de Mataró fue el primero de casi una quincena de Campeonatos de España que compitió seguidos. No obstante, tuvo que esperar hasta 1979 para pisar el primer puesto del podio y, por tanto, tener la primera audiencia con el entonces rey de España, Juan Carlos I, el cual le dio la enhorabuena personalmente. Un campeonato que ganó con el chasis que le dejó su buen amigo Ayrton Senna. Pero no avancemos...

El rey emérito tendría tiempo a quedarse con la cara y el nombre de José Bisquert, pues le tocó recibirlo hasta en 5 ocasiones casi seguidas durante esos años. Desde el 79, de forma casi consecutiva, logró el hito que aún nadie ha podido superar: quedar primero en 5 Campeonatos de España de Senior. Y todos prácticamente seguidos, a excepción del de Benidorm del 83, donde quedó segundo.

En 1984 sentenció este récord imbatido ganando su quinto y último primer puesto. A día de hoy, por detrás de José, el corredor que más Campeonatos de España Senior ha obtenido ha logrado solo 3.

Le pregunto con qué número solía competir. José, tan simpático como vacilón, contesta entre risas: «El número que más he llevado es el número 1».

La competición internacional: rivalidad y amistad con la leyenda de la Fórmula 1

También en el 79, antes de lograr su primer Campeonato de España, compitió contra los mejores de cada país en el Mundial. Ese año logró ganar las eliminatorias del campeonato internacional, algo que no había conseguido nunca ningún otro español. No solo eso, sino que quedó cuarto, aun rompiendo el motor.

No obstante, llegó a ponerse segundo en la carrera, hasta que el kart no pudo más, adelantando a un piloto brasileño con el que entabló una gran amistad y que llegó a lo más alto del deporte, haciendo historia en la Fórmula 1. Un brasileño llamado Ayrton Senna.

De hecho, el chasis con el que ganó su primer Campeonato de España fue un regalo de Senna por haberle adelantado durante esa carrera, en la que llegó José a ir segundo... pero su motor no quiso seguir.

José compitió hasta en 5 Mundiales contra Ayrton Senna. En la pista y fuera de ella. Nos cuenta entre risas sus habituales piques jugando al pimpón y al futbolín. «Jugamos un montón de veces. ¡Y no me dejó pagar nunca!». «Al pimpón y al futbolín también era bueno, collons! Y se enfadaba mucho cuando le ganaba, despotricando en italiano, ya que vivía en Italia».

Entablaron una gran amistad fuera de la pista. Dentro fueron rivales hasta el 83, último Mundial de ambos pilotos. El propio brasileño se encargó de llevar al aeropuerto a José y su mujer durante aquel campeonato.

Las barreras económicas que lo alejaron del circuito

La siguiente pregunta está clara: habiendo sido tan amigo de Ayrton Senna y dándosele tan bien el kart, ¿cómo es que nunca llegó a dar el salto a la Fórmula 1? «No tenía dinero ni para ir a Inglaterra a hablar con ellos». José se lo hacía todo, se lo pagaba todo y se lo preparaba todo. Hasta el 79 contó con la ayuda de un amigo, Richard Galvani, para pagarse los torneos, pero se fue de España un mes antes de celebrarse el primer Campeonato de España que ganó.

En Vila-real, en el 86, fue cuando decidió poner fin a la competición. Nuevamente el dinero fue el gran obstáculo que impidió que prosiguiera al volante. La poca apuesta de patrocinadores españoles por la competición lo sentenció. Todo se volvía demasiado caro, nos cuenta.

Un reencuentro con la pista desde la veteranía

Desde entonces se ha mantenido alejado de los circuitos… o al menos así era hasta hace 5 años. «Pasé un día por la pista de karts y al ver de nuevo a los conocidos quedamos para juntarnos a hacer una paella y, de paso, hacer alguna carrerita de viejas glorias». La idea le gustó tanto que hace 2 años volvió a competir en las 5 horas de karts de la pista de Oliva. «Quedé primero en nuestra categoría y tercero en la general».

José Bisquert, ahora que ha vuelto a reencontrarse con la pista, parece que no quiere dar por cerrado su palmarés. Antes de despedirnos nos muestra, un tanto oculto tras la casa, el último kart que posee, con el que aún rueda a día de hoy y con el que nos avisa que en septiembre volverá a competir junto a sus veteranos amigos. Casi 40 años después de lograr, con su quinto Campeonato de España, el hito que nadie ha podido superar.

Fotografías de Tino Calvo.
2 Comentarios
  1. Conocido dice:

    No suelo entrar en Xabia,com y menos comentar, pero ha sido muy grato ver este artículo. He tenido muy poca relación con Pepe, pero le recuerdo de mecánico de motores marinos en el naútico y lo que puedo decir de él, es que aparte de campeón, y buen mecánico es una excelente persona, de las que quedan pocas. Su energía, ilusión por la vida y su forma de ser, de carácter abierto y buena gente le caracterizan. Recuerdo que cuando era niño estuve en una carrera en la que corría y quede impresionado, creo que la carrera era en «el buit», si no recuerdo mal.
    Me alegra que se le dedique un espacio y se le reconozca. Ojala hubiese mucha gente como él. Amunt Campió.

  2. Rosa María Domenech . dice:

    En la familia siempre a sido sabido de sus logros constantes con los coches de Karts en su vida, de hecho yo de pequeña en su casa los vi , y mi padre siempre nos informaba de sus azañas.
    Es una pena que el dinero fuera un obstáculo, seguro que hubiera llegado muy lejos…..
    Nos alegra saber que aún se recrea en su mayor pasión, el Tío Pepe es un campeón…..


28.502
1.937
8.634
657