Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

El Consell aprobará la regulación de una línea de ayuda de 50 millones de euros en créditos participativos para empresas

24 de febrero de 2021 - 16:04

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el pleno del Consell aprobará este viernes la regulación de una línea por importe de 50 millones de euros en créditos participativos del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para empresas con dificultades económicas, lo que permitirá activar la última de las medidas financieras que conforman el Plan Resistir, dotado globalmente con alrededor de 400 millones de euros y dirigido a los sectores más afectados por la pandemia de COVID-19.

Ximo Puig ha presidido en el Palau de la Generalitat la comisión de seguimiento sobre las actuaciones que se están desarrollando en el marco de este plan, una reunión en la que han participado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà; el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, y el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

En concreto, el próximo pleno del Consell aprobará el marco jurídico en el que se engloban los préstamos participativos del IVF, que estarán dotados con 50 millones de euros con el objetivo de dotar de solvencia a las empresas más afectadas por la COVID-19. De hecho, van destinados a empresas con una situación económico-financiera límite, en concreto, a negocios que tienen insuficiencia de recursos propios. Los préstamos que pueden solicitarse oscilan entre los 25.000 y los 800.000 euros e incluirán también, al igual que los préstamos bonificados ya en marcha, un tramo no reembolsable de hasta el 30%. El plazo de carencia aumenta hasta los dos años y el de devolución, hasta los 15 años.

Tal y como ha subrayado el president, se busca con estas medidas que "ninguna empresa que tenía viabilidad en 2019 deje de tenerla ahora" por la reducción de la actividad ocasionada por la pandemia, y de que "no se pierda ningún puesto de trabajo" mientras se pueda hacer un "esfuerzo conjunto". "Necesitamos empresas valencianas, con accionariado propio, que no tengan que ser vendidas por falta de solvencia", ha agregado Puig.

El jefe del Consell ha destacado además tras la reunión que ya se han empezado a pagar por parte de los ayuntamientos las ayudas del Plan Paréntesis y que prácticamente todos ellos han publicado las bases para solicitar estos fondos. Se trata de los 160 millones del Plan Resistir que gestionan los municipios con fondos de la Generalitat, que ya ha aportado los 100 millones que sufragaba, diputaciones y ayuntamientos y que se destinan a los sectores más afectados por la pandemia. La intención es, ha agregado el president, que "todas las ayudas lleguen de la forma más rápida y ágil posible".

Respecto a los préstamos bonificados de la línea Horeca, puestos en marcha a finales de enero, el president ha anunciado que ya se han registrado más de 2.400 solicitudes de las cuales se han resuelto favorablemente 183 expedientes. 158 empresas ya han recibido la confirmación de la aprobación de los préstamos por valor de 10,1 millones de euros mientras que las 25 restantes, por valor de 4,2 millones de euros han resultado aprobados condicionados a que las empresas beneficiarias aclaren si se encuentran o no al corriente del pago de las deudas con la Administración anteriores a 2019.

Cuatro bloques de ayudas

El Plan Resistir contempla cuatro bloques de ayudas con un presupuesto total de más de 400 millones de euros. El primero de los bloques, con 105 millones de euros está dirigido a empresas, autónomos y autónomas y personas trabajadoras en situación de ERTE.

El segundo de los bloques es el fondo de cooperación municipal COVID-19, para la gestión de las ayudas Paréntesis, dotado con 160 millones de euros, de los que 100 son sufragados por la Generalitat, y el resto, por las diputaciones y los ayuntamientos, y cuya distribución se realiza en función del número de autónomos y empresas de los sectores afectados y del número de afiliaciones a la seguridad social.

El tercer bloque de ayudas del Plan Resistir está conformado por los nuevos instrumentos financieros del IVF, en el que se incluyen los préstamos participativos, por importe de 50 millones de euros, que son los que se van a aprobar próximamente, y la línea Horeca, dotada con 50 millones de euros, consistente en préstamos bonificables con tramos no reembolsables de hasta el 30%.

Y, finalmente, el cuarto bloque, que también está activado ya, consiste en 19,7 millones de euros en ayudas específicas para sectores con un perjuicio sostenido durante toda la pandemia, como las personas dedicadas a la artesanía (7 millones) o al sector del ocio (8 millones) y del taxi (4,7 millones).

Deja un comentario

    28.145
    1.948
    8.501
    620