El buen humor y la cordialidad presidió las Fiestas del Portitxol

El buen humor presidió las tradicionales fiestas del Portitxoll que se han celebrado durante el fin de semana en la explanada situada frente a la cruz.

Hubo cierta preocupación el sábado por el mal tiempo pero luego quedo en una mera anécdota ya que todo el programa de actos se pudo llevar a cabo sin incidencia alguna. Hubo pasacalles con la música del tabalet y la dolçaina y posteriormente llegó el momento de la merienda.

Festeros del Portitxol preparando la fiesta

El buen humor llegó con un monólogo a cargo del “Tio Blas” que recibió la ovación del numeroso público que asistió al espectáculo. La música tradicional llegó en la voz de Pep Gimeno “Botifarra” y los más atrevidos se lanzaron a bailar una Dansà al son del tabalet y la dolçaina.

Los vecinos de la zona y los visitantes disfrutaron de una cena donde se puso de manifiesto la cordialidad reinante entre todos ellos.

El domingo el protagonismo fue para los niños, aunque los mayores tampoco perdonaron su almuerzo popular con una torrada de sardinas. Después llegó el momento de los más jóvenes que disfrutaron mucho con las cucañas y juegos que les prepararon. No faltó la tradicional carrera de sacos o el juego de la manzana.

Artículos Relacionados

Comentarios en "El buen humor y la cordialidad presidió las Fiestas del Portitxol"

*

19.834
1.165

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar