Jávea.com | Xàbia.com
Buscador
10 de junio de 2020 - 08:02

El actual ritmo de vida nos lleva a atribuir determinadas enfermedades a estrés o cansancio. Sin embargo, muchas de los síntomas habituales están relacionados con el tipo alimentación, y el consumo de determinados alimentos. La alimentación es un elemento importante para mantener una buena salud. No obstante, ¿te has preguntado qué pasaría si fueras intolerante a algún alimento? En Policlínica CUME pueden ayudarte.

Esto es algo muy común y pocos pacientes saben que sus molestias se deben a que no pueden consumir algunos nutrientes, les desencadenan síntomas que pueden estar relacionados con algún alimento, que normalmente coincide con uno que consumimos demasiado.

Los trastornos pueden ser:

  • Dermatológicos: acné, psoriasis, urticaria...
  • Gastrointestinales: hinchazón, diarrea, dolores abdominales, flatulencia...
  • Neurológicos: mareos, migraña, cefalea...
  • También puede haber trastornos respiratorios, articulares, psicológicos y, por supuesto, problemas de obesidad

Además, cuando las mujeres entran en el periodo de la menopausia, la falta de hormonas femeninas desencadena un agravamiento de esa intolerancia alimentaria que siempre ha tenido pero que no le causaba demasiadas molestias, como la leche, el trigo o el huevo.

Diferencias entre intolerancia alimentaria y alergia alimentaria

Una intolerancia alimentaria es una reacción del sistema digestivo ante un alimento u otra sustancia, debido a un déficit de enzimas, que impide al organismo su correcto metabolismo. A diferencia de las alergias alimentarias, que se producen porque nuestro sistema inmunitario percibe que una sustancia, en principio inofensiva para nuestro organismo, es nociva, y en consecuencia, actúa de manera desproporcionada, provocando una serie de síntomas.

Soluciones para las intolerancias

Existe un análisis muy sencillo y rápido, el Test de Intolerancia a 200 alimentos o Test A200. Con una extracción de sangre obtenemos la presencia de anticuerpos IgG, que muestran el nivel de sensibilización a diferentes alimentos y aditivos.

Dependiendo de los resultados de esta prueba, elegimos la dieta adecuada para cada paciente, restringiendo en un principio aquellos alimentos que han salido con una positividad alta y moderando los de positividad más baja. En el mercado actual existen variadas alternativas para reemplazar algunos alimentos, por lo que siempre podrás seguir disfrutando del placer de comer, sin sufrir complicaciones posteriores. Considera que las molestias que se te presenten tienen siempre una explicación, y a la vez, una potencial solución.

¿Te identificas con estos problemas? No lo dudes y pide tu cita en Policlínica CUME, ellos te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Llama al 965792324. Están en la calle Salvador Salvá, 6, bajo (Pasaje Avenida Amanecer, 37).

Deja un comentario

    27.755
    1.833
    6.959
    552
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.