Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Elena Mallol, psicóloga: Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena

09 de abril de 2020 - 15:53

La pandemia del COVID-19 ha cambiado nuestra vida radicalmente de la noche a la mañana. No estábamos acostumbrados a vivir aislados de la sociedad ni a convivir tanto tiempo con nuestra familia. Además de pasar más tiempo en casa, la incertidumbre económica y el miedo a ser contagiados están teniendo un impacto muy fuerte a nivel psicológico en la sociedad.

En Jávea.com hemos hablado con la psicóloga, Elena Mallol, para que nos explique cómo podemos llevar lo mejor posible esta situación.

Llevamos casi un mes de confinamiento y nuestra conducta y actitud ha ido cambiando. “Al principio la gente estaba motivada, comía sano, hacia deporte… Pero con el paso de los días, la ansiedad va aumentando y la falta de costumbre de convivir tanto tiempo con nuestros hijos, padres o pareja, hace que vayamos hacía hábitos menos saludables”, nos explica la psicóloga.

Vivir el presente

Empecemos por aceptar la situación, vivir en el presente y no irnos a un futuro sobre el que no tenemos control.

Constantemente estamos pensando en qué estaríamos haciendo en estos momentos si no hubiera una pandemia y con ello solo conseguimos machacarnos con algo que ahora no es posible. “¿Por qué no pensamos en lo que sí es posible hacer? Podemos hacer muchas cosas en casa pero vivimos en una sociedad que nos empuja a ser productivos y el confinamiento nos está enseñando que nadie es mejor que nadie y que todo en la vida no es producir”.

Rutinas flexibles para no agobiarnos

Tanto si estás teletrabajando o no, es importante que nos creemos rutinas flexibles “que nos permitan hacer la vida de antes pero en casa”. Si te gusta hacer deporte, vivimos en un mundo súper conectado y podemos encontrar en Internet clases en directo que nos pueden motivar más, nos comenta Elena Mallol. O para cualquier otra afición, ahora tenemos muchas opciones en nuestras pantallas.

Exterioriza tus emociones

“Últimamente me he dado cuenta de que hay muchas personas que no se permiten llorar, estar mal, exteriorizar aquello que sienten , especialmente lo he visto en mujeres, y si lo hacen, es porque no pueden contenerse y estallan, a veces delante de los niños y eso nos pone más nerviosos pero no pasa nada, podemos explicarles que ha pasado y ellos lo entenderán”, comenta Mallol.

Ante esto, tenemos que saber que “es normal que nos derrumbemos y es importante saber que todas las emociones son necesarias y se deben expresar”, comenta la psicóloga. Saber reconocer que estas emociones son temporales y que todo pasará es esencial para mantener una mente despejada, positiva y optimista.

Ansiedad por comer

Cuando estamos nerviosos, comer puede ser una forma de inhibir la realidad. “Si estamos nerviosos, nos tomamos una cerveza y así se nos pasa o nos hinchamos a chocolate y estamos más contentos”. El chocolate por ejemplo, contiene triptófano y hace que aumente la serotonina (hormona de la felicidad) pero estos atracones pueden tener un efecto contrario. Como consejo Mallol nos recomienda que: “Antes de coger esa bolsa de patatas, esa chocolatina o el gin-tonic, pregúntate, ¿de qué quiero evadirme?”.

Chucherías, bollería y otros productos con mucho azúcar son los más comprados en los súper estos días. “Son productos muy adictivos, por ejemplo el azúcar aumenta nuestra estado de ánimo químicamente pero de forma momentánea, o la cerveza y el vino que es una forma desinhibirnos de la realidad”. Pero echar mano de estos productos, aunque en el momento puedan relajarnos, es contraproducente porque cuando su efecto pasa, nos damos un fuerte choque de realidad.

Qué hacer cuando tengas ansiedad

En el momento que aparece la ansiedad, la psicóloga nos recomienda que realicemos tres respiraciones profundas. “Inhalamos por la nariz y exhalamos lentamente por la nariz o por la boca. Esto nos permitirá oxigenar el cerebro y conectar con nosotros mismos para relajarnos”.

Qué hacer si tenemos un familiar enfermo

Además del confinamiento, hay personas que están pasando por situaciones muy duras por tener a sus seres queridos ingresados en el hospital por COVID-19 y sin poder verles. Ante esta situación, la psicóloga nos recomienda que “tenemos que intentar enfocarnos en los recuerdos de esa personas, sacar la imagen de cuando estaba bien porque la mente inconscientemente nos llevará a preguntarnos cómo lo estará pasando y eso nos genera más sufrimiento sobre una situación de la que no tenemos el control”.

En vez de mortificarnos, ser conscientes que no acompañando a sus familiares está ayudándoles y que lo mejor que pueden hacer es quedarse en casa.

La situación es muy complicada a nivel sanitario y económico pero también a nivel psicológico. Por eso, en estos días acudir a profesionales como Elena Mallol puede ser de gran ayuda. “Los psicólogos seguimos tele-trabajando porque la situación es muy crítica, no estamos acostumbrados a vivir confinados pero además, se está muriendo mucha gente sin que sus familiares puedan despedirse, los problemas económicos están afectando a las familias… Es una situación sin precedentes”.

Es importante saber pedir ayuda a tiempo y, por eso, también los psicólogos están estos días al pie del cañón.

Deja un comentario

    27.663
    1.823
    6.607
    543
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.