Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Amor eterno’ (A mi esposa Gabriela), de Juan Legaz Palomares

22 de julio de 2020 - 08:02

Gabriela, cada vez estoy más enamorado de ti. Mi declaración de amor está presente y vive en mí todo el año, aunque por la tradición lo manifieste por escrito en el día en el que el desgraciado “ictus cerebral” te ha golpeado, pero con mi infinito amor y la ayuda de Dios seguiremos más enamorados todavía. Gabriela, te amo todo el año y soy feliz viendo que nuestro amor vuela hacia el cielo.

Un día, un mes, un año más, me animo y estimulo para reavivar toda esa llama de amor que arde perenne en mi corazón por ti. Por eso, deseo fervientemente reafirmar en este breve artículo que estás en mis pensamientos, en mis sonrisas, en mis tristezas, en mis alegrías, en mis lágrimas, en mi respiración, en mi alma y en mi corazón. Soy muy feliz a tu lado y en tus brazos me siento diluir como un azucarillo en el agua. Porque no hay nada más hermoso que estar enamorado de alguien y descubrir que el sentimiento es recíproco. Son muchos los poetas, cantantes y escritores que han comparado el amor con una ilusión o una fantasía, ya que amar de todo corazón produce una felicidad indescriptible.

En el firmamento hay millones de estrellas que iluminan todo el universo. En mi corazón estás tú, que eres la luz inextinguible de amor eterno. Todos los días pido a Dios para que la llama del amor siga viva en nuestros corazones como el primer día. Yo pienso continuamente en ti, y cuando duermo te sueño. Y cuando me despierto, aparece la luz del amor de tus ojos a mi lado. Tú eres esa preciosa rosa que no se marchita jamás, porque estás plantada en mi corazón.

Gabriela el mayor regalo de mi vida me lo hizo Dios cuando te conocí, y lo guardaré en mi caja fuerte como el mejor tesoro para no perderlo nunca y tenerlo siempre a mi lado. Por eso, quiero escribirte esto, porque como dice el refrán, las palabras se las lleva el viento si no hay un acto que lo demuestre después. Mi amor te lo quiero demostrar con un sentimiento que no se escribe, sino que lo vivo todas las horas del día junto a ti. Es, ese sentimiento de amor que palpita y vive en mi corazón las 24 horas.

Como nuestro amor es eterno jamás se apaga, y ni con la muerte perece. Nuestro amor no tiene fin. Un año más juntos día a día, minuto a minuto (y ya son 45 años). ¡Gabriela, amor eterno!

Juan Legaz Palomares.

Deja un comentario

    27.911
    1.843
    7.367
    555
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.