Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘A propósito de las bandas de música’, por Juan Bta. Codina Bas

24 de junio de 2021 - 06:22

Una vida da para muchas experiencias y un amigo me indicaba estos días que se podría escribir un libro con esas historias que pasan al anecdotario vital. En uno de esos hechos, diré que un año ‘dirigí’ un pequeño coro de voces blancas y al año siguiente en la misma fecha se hizo cargo de la dirección otra persona, pero le tuve que ceder la batuta y para ese momento preparé un parlamento sobre la historia de la batuta, que en sus comienzos era un bastón que marcaba el tempus, el ritmo del compás y su velocidad, contando que el compositor de la corte de Francia, Jean-Baptiste Lully, con la punta del bastón, atravesó su pie mientras dirigía una agrupación. La herida se infectó y debido a esto el director terminó falleciendo.

Tras mis palabras en las que la batuta como instrumento de la banda de música era la base y el fundamento de las mismas, cedí la batuta al nuevo director. Hoy muchos dirigen sin batuta, pero lo hacen con sus manos, brazos y
hasta con el cuerpo.

Desde hace un tiempo se habla del origen de las bandas de música y para ello voy a transcribir el texto que se publicó en el 25 aniversario del Centro Artístico Musical de Xàbia en 1990 escrito por Manuel Bas Carbonell y por quien esto escribe. Tras informar de que es seguro que se originan en el siglo XIX enumeramos las posibles causas de su creación, pero ninguna alude a otras regiones ni latitudes.

“Se habla de la influencia del organista que en muchas ocasiones era también el maestro y que por ello tenía en sus manos la parte cultural-musical de los ciudadanos como inductor, primero para atender los actos del culto y que luego por extensión atendería las necesidades de [enseñanza], esparcimiento y diversión. (El organista y el maestro eran seleccionados conjuntamente por el Ayuntamiento y la Iglesia concediendo a la misma persona la corporación municipal la maestría de primeras letras y el clero la plaza de organista. Puede verse en mi obra 'La administración municipal en el siglo XVIII' (Xàbia 1760-1795) como se otorgó el doble trabajo a Florencio Tur en 1793.)

También se alude como posible origen a la música militar que acompañaría a las formaciones armadas. Esto crearía un mimetismo en los habitantes de nuestros pueblos que gustarían de tener su propia banda.

Otro origen que influye en los anteriores lo constituye el hecho de vivir en una latitud con climatología templada que hace que este tipo de actividades encuentre el eco propicio. Serenatas y revetles tendrían su lugar apropiado en las noches estivales y en nuestras plazas y rincones.

Cabe también el impulso que podría proporcionar algún entusiasta del arte musical que, disponiendo de los medios necesarios, podría agrupar en torno a él a un colectivo más o menos numeroso para alegrar las pequeñas fiestas “de sociedad” con esa contribución musical.

Cualquiera de estas motivaciones pueden estar en el origen de nuestra Banda o varias a la vez… En las Ordenanzas Municipales de la villa de Xàbia de 1859, en sus artículos 11 y 12 se lee lo siguiente:

Art. 11. Desde el toque de oraciones al del alba no se podrán juntar cuadrillas para rondar o dar músicas por las calles sin permiso de la autoridad…

Art. 12. Los bailes, juegos y demás diversiones domésticas lícitas podrán suspenderse por el Alcalde cuando ocurran desórdenes…

El contenido de estos dos artículos nos hace suponer la existencia de alguna cuadrilla (no se dice Banda) que ‘diera’ música y que participara en los bailes.

El texto más antiguo (publicado en 1864) que hemos encontrado haciendo alusión a la banda de música es el del escritor Boix al describir las fiestas de la Virgen de los Ángeles, el 2 de agosto, en que afirma: “… además de otras misas, se celebra una cantada con diácono y subdiácono, si es posible con acompañamiento de música por la Banda de la villa (aquí si que se dice Banda)… Suele asistir también la Banda que obsequia a la Virgen con una buena serenata…”. La banda, acompaña en la Comunión General y en el trisagio Mariano, nos añade Vicente Boix.

Deja un comentario

    28.502
    1.937
    8.634
    657