Opinión Intersindical Salut: “El momento es ahora”

La inquietud crece día a día entre la ciudadanía y los profesionales sanitarios de la Marina Alta ante la pasividad de la Conselleria de Sanitat. Una pasividad y un inmovilismo que no son propios de un gobierno de progreso que llega al poder después de 20 años de gobiernos populares. En la Marina Alta hemos asistido perplejos a un verano más de caos sanitario, falta de profesionales y quejas de los usuarios mientras se multiplicaban los rumores sobre cambios en el departamento sanitario, sin que nada en absoluto evidencie un cambio de gobierno. Un verano perdido.

Ante las protestas de la Plataforma en Defensa de la Sanitat Publica y del Comité de Empresa la respuesta de la Conselleria de Sanitat es que no tienen las últimas modificaciones de contrato y que por lo tanto no pueden actuar. Y nuestra respuesta es: por favor, no insulten a nuestra inteligencia. Si la actual Conselleria de Sanitat no tiene el expediente de la concesión de Denia ¿Qué clase de traspaso de poderes hizo con la anterior consellería? ¿Qué ha hecho durante los casi 100 días que llevan en el poder? ¿Por qué no les han preguntado a los técnicos de la conselleria que llevan gestionando el asunto desde 2009?

Apelar a la falta de información a estas alturas, cuando además los grupos de la oposición llevaban años solicitando todo tipo de información en Les Corts desde 2012 es una floja excusa, y más bien parece una estrategia para ganar tiempo que un motivo real que a nadie puede convencer.

Los tres partidos entonces en la oposición se comprometieron por escrito en julio de 2013 en Les Corts a recuperar la gestión pública directa del departamento sanitario, a iniciar de manera inmediata conversaciones con los representantes de los trabajadores y las trabajadoras del departamento para restituir sus derechos laborales, a la apertura de los puntos de atención continuada de Pedreguer, Gata, y Ondara-el Verger, al cumplimiento escrupuloso del contrato en cuanto a infraestructura sanitaria, a empezar dos auditorías una financiera y una sanitaria, y por último a poner todos los mecanismos necesarios, juntos con los trabajadores y la ciudadanía para que la atención sanitaria de la comarca recupere el prestigio y la confianza perdida en estos años de gestión privada.

Este documento, en si mismo, ya es un plan de trabajo. Apliquenlo. Cumplan lo prometido. Es falso que la Plataforma o los sindicatos esperen que se rescinda el contrato de un día para otro. Lo que se espera es que la Conselleria de Sanitat se ponga en marcha por ejemplo iniciando de forma inmediata las conversaciones con los interlocutores sociales, que nombre un nuevo comisionado que tenga el coraje y la solvencia técnica suficiente para llevar adelante el proceso, y que consensue una nueva dirección de Marina Salud de acuerdo con el punto 17.8 (Cargos Directivos) del Pliego de Condiciones Administrativas. Estos son los tres puntos fundamentales para demostrar que tienen intención de cumplir los compromisos adquiridos.

La Marina Alta, tanto su ciudadanía, como sus representantes políticos, como los profesionales sanitarios ha demostrado por activa y por pasiva su rechazo frontal a la privatización sanitaria del departamento, y volverá a hacerlo con más fuerza si cabe si la Conselleria de Sanitat no asume de forma inmediata el liderazgo en la recuperación de la dignidad de la comarca y sigue durmiendose en los laureles. El momento es ahora.

Intersindical-Salut

Artículos Relacionados

Comentarios en "Opinión Intersindical Salut: “El momento es ahora”"

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar