Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Los contrastes de Xàbia que definen la historia de la antigua villa

03 de marzo de 2024 - 08:44

Cada rincón del centro histórico de Xàbia o elemento que lucen las fachadas o calles esconde una gran historia. La conocida como Xàbia Histórica tiene dos períodos muy diferenciados: la Xàbia Medieval y la Moderna. Para descubrir cada punto de interés vamos a realizar un pequeño recorrido por sus estrechas arterias urbanas.

La Xàbia Medieval

El itinerario para conocer la Xàbia del siglo XIII al siglo XVII nos adentra en los tiempos del Rey Jaime I (1244) y las revueltas musulmanas de Al-Azraq (1279); aunque las primeras noticias documentales que nos hablan de Jávea/Xabia parten del rey Jaime II, fruto de la necesidad de reforzar las tierras del sur. Este rey mantiene una política de fortificaciones y en su documentación nos describe algunos elementos del núcleo primitivo de la Villa, aunque no es hasta 1397 cuando se otorga el título de Villa con Consell y término, pero Xàbia continúa formando parte del Condado de Dénia.

Porta de la Mar y Torre En Cairat

Empezamos el camino en la Porta de la Mar -jardín de Loreto, antigua Iglesia y Escuela en el siglo XVI-. Este punto es uno de los tres accesos con que contaba la muralla que rodeaba Xàbia. La villa se encontraba en el interior de un pequeño recinto cerrado por una muralla de tapial con torres cantoneras. Una de ellas probablemente la de En Cairat parece que formaba parte de una construcción anterior, una alquería islámica.

La muralla

La muralla discurría por las calles Sor Maria Gallard -antiguo Carrer Nou donde se ubican casas de estilo gótico- la calle Primicias, la calle Mayor y el carrer Roques. En el interior nos habla de otra torre -el actual abside de la iglesia-, de una iglesia y de casas.

Es en el siglo XV cuando comienza el aumento de la población, con un claro reflejo en el urbanismo. El recinto primitivo es insuficiente y las murallas se derrumban para abrir nuevos viales o se aprovecha para construir nuevas casas con la parcelación de la villa.

Las nuevas construcciones

El núcleo central es ocupado por la oligarquía local con importantes edificaciones, construcciones típicas del gótico civil. Un claro ejemplo es el Palau dels Sapena, señores de Benitatxell y de Lluca. En su planta baja ha desaparecido la gran portalada con arco de medio punto, similar a la que se conserva en la calle Major n° 47, pero mantiene la galería de arcos carpaneles así como las ventanas geminadas y trilobuladas, aunque no se conservan las columnitas del parteluz.

El resto de la villa era habitada por campesinos, artesanos o pescadores. Las viviendas estaban condicionadas por la división previa en parcelas estrechas y alargadas. La fachada consta de una puerta con arco de medio punto con dovelas trabajadas en tosca (piedra arenisca) y en la planta superior, un vano adintelado con arco conopial de reducidas dimensiones con un antepecho de arenisca trabajado o una ventana geminada. Este tipo de fábrica o algunos de sus elementos más característicos (portada de medio punto) continuarán utilizándose hasta bien entrado el siglo XVII.

La Iglesia Fortaleza

El crecimiento de la población y la inestabilidad debida a los ataques de los corsarios berberiscos aconsejan agrandar la fortaleza. Es en 1513 cuando empiezan las obras de la Iglesia de San Bartolomé dirigidas por Domingo Urteaga.

De estilo gótico isabelino, presenta una nave única con capillas laterales entre los contrafuertes, siguiendo el modelo mediterráneo. La bóveda es de crucería y los elementos decorativos que presenta son escasos en el interior, así como en el exterior, donde se concentran en las dos portadas. Se levantó una torre vigía con funciones de campanario y la sacristía vieja. El conjunto está rematado por almenas y dispone de saeteras, vanos para los morteros y dos balcones amatacanados sobre las puertas. Cumplía perfectamente sus dos objetivos, defender a la población y cubrir las necesidades religiosas del pueblo.

Capilla Santa Ana

Este espacio histórico -que data de 1502, siglo XVI- era el antiguo Hospital, donde se atendían o los brotes de peste. Actualmente solo se conserva la Capilla de Santa Ana.

Casa de Antonio Banyuls

El actual Museo Arqueológico y Etnográfico 'Soler Blasco' de Xàbia se encuentra en el que el Palacio de Antonio Banyuls, miembro de la Corte, del que destaca su galería superior con clara influencia castellana.

La Xàbia Moderna

Para conocer la Xàbia Moderna nos centramos ahora entre el siglo XVIII y el XX. Con la abolición de los fueros valencianos, Xabia participa en la Guerra de Sucesión junto al bando borbónico lo que le hace obtener a cambio una serie de privilegios que la impulsarán demográfica y económicamente con respecto al resto de la comarca.

Junto con los títulos honoríficos obtiene para el puerto una concesión de exportación de mercancías y frutos del país, convirtiendo el puerto en el activador de la economía local, primero con la importación de trigo y después con el comercio de la pasa que culminará en el siglo XIX.

El crecimiento de Xàbia y sus nuevas construcciones

El crecimiento de la población se verá reflejado en la expansión urbanística de los arrabales del Convent, de Baix de Sant Jaume y Patraix, todos extramuros. Se produce un cambio en el lenguaje arquitectónico: las casas son más espaciosas, reflejándose en una fachada más amplia con la puerta arquitrabada, entrada de carro y más vanos hacia el exterior. Siguiendo estas tendencias muchos arcos góticos se recortarán.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, la producción, elaboración y exportación de pasa se convertirá en el motor de la modernización gracias a un fuerte aumento de la demanda de los mercados del Norte de Europa y americanos que llevan a la aparición de una burguesía mercantil local.

Estas familias elegirán también los alrededores de la iglesia para construir los edificios más ostentosos, como la Casa de la Señora Josefina, la Casa de los Bolufer y la Casa de les Primícies. También los propietarios agrarios se construirán casas más grandes como las que podemos admirar en el Carrer En Grenyó, en el Carrer Major y en el Tossal de Dalt.

Ensanche de Xàbia

En 1873 se derriban las murallas y se plantea la ejecución de l'Eixample (ensanche) con amplias avenidas que favorezcan el tránsito de mercancías hacia el puerto, enlazándolo con la Placeta del Convent, donde llegan los principales caminos comarcales. En sus alrededores y en la actual avenida Príncipe de Asturias se situarán los agricultores enriquecidos gracias a la pasa.

En la Avenida de Alicante se instalará parte de la burguesía comercial. Triunfa en este período el estilo ecléctico, que arraigó profundamente en la sociedad xabiera del XIX. Podemos diferenciar básicamente tres modelos. Uno de ellos sigue las pautas de simetría y austeridad de la Casa dels Bolufer, con molduras planas de tosca que marcan la división entre los diferentes pisos, enfatizando la horizontalidad del edificio, enmarcando ventanas y puertas, así como en el zócalo. Las rejas y balcones son de forja y la madera es importada de mobila.

Otro modelo es el de las casas que siguen un estilo romántico, que sustituyen las molduras planas de tosca por otras de yeso con motivos vegetales.

Por último encontramos un grupo de casas que recogen numerosos elementos neoclasicistas como las pilastras que enmarcan la entrada, con arco de medio punto y montante de abanico y triglifos y metopas bajo el voladizo.

Todo este desarrollo económico y urbanístico se vio acompañado de fuentes públicas e instituciones dedicadas al ocio como teatro, cine o plaza de toros llevando a la villa de Xàbia a la modernidad.

Bibliografía

3 Comentarios
  1. Miguel dice:

    Interessnte, de verdad.

  2. Pepa dice:

    Muy buen articulo! Enhorabuena

  3. Luis dice:

    Muy interesante.


28.803
0
9.411
1.020