Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Jaime Buigues Buigues de Bartolomé, alcalde en 1937’, por Juan Bta. Codina Bas

25 de abril de 2021 - 00:48

El trabajo que realicé para construir el Diccionario Biográfico Javiense Abreviado colgado en internet, he de decir que me va dando muchas satisfacciones ya que hasta ahora he recibido avisos de personas que indagan en el mismo antecedentes suyos, y lo consultan, y a veces me escriben para solicitarme nuevos datos si los poseo, y la verdad es que en ocasiones puedo ampliarles alguna cosa o darles pautas para que puedan obtener nuevas informaciones.

En esta ocasión voy a presentar a Jaime Buigues Buigues, un personaje ausente en el Diccionario y que creo merece estar en él o al menos dar unas pinceladas sobre su vida, lo que he conseguido con un informante excepcional en la persona de su hijo; Bartolomé Buigues Bolufer, que ha sabido conservar con cariño esas parcelas de la historia familiar, que si un miembro de la familia no sabe conservarlas, a veces por desidia, desinterés o negligencia se pierden, y recuperarlas luego es muy difícil, al no disponer de una persona que las guardara para transmitir esa historia familiar a los descendientes.

Lo que me contó su hijo, lo he encadenado con otros datos que poseo entre los papeles de mi archivo y con ellos presento la figura del que fuera alcalde en 1937. Jaime Buigues Buigues hunde sus raíces en 1813 en la línea de aquel segundo regidor que huyendo de los franceses se avecindó en la isla del Portitxol y allí nació el niño al que pusieron el nombre de Cristóbal. Jaime Buigues Buigues, nacido en 1892, se dedicó a los negocios de harinas fundamentalmente y a la exportación de pasa y almendra, disponiendo en el almacén de su casa de una desraspadora de pasas y una descascaradora del almendras de tipo industrial ambas.

Pero aparte de esa dedicación laboral hizo sus pinitos en la política local. El 31 de mayo de 1931 se formó el Ayuntamiento con Felipe Buigues Guardiola, propietario, como alcalde independiente y como primer teniente alcalde el también propietario Jaime Buigues Buigues. Se da la circunstancia de que los 14 componentes del Ayuntamiento figuraban todos como propietarios si bien su afiliación política iba por distintos derroteros.

El 27 de julio de 1936 se constituye el Comité Ejecutivo del Frente Popular del que figura como alcalde de elección popular Felipe Buigues Guardiola y cuyo comité se vio incrementado a primeros de agosto por otras dos personas siendo su número constitutivo de ocho miembros.

Los acontecimientos de esos primeros meses de la contienda civil llevaron a que Felipe Buigues Guardiola dimitiera a principios de 1937 por sentirse impotente para hacer frente a las situaciones cotidianas y Jaime Buigues Buigues como primer teniente alcalde asumió la alcaldía.

En un momento determinado, una mañana vio como una gran cantidad de personas exaltadas se acercaban a su casa en la placeta del Convent para pedirle que ordenara a los propietarios que dieran trabajo a los necesitados y en todo caso jornal. Un piquete de la guardia civil se colocó delante de su casa para evitar males mayores mientras él llamaba al Gobernador Civil de Alicante para decirle lo que ocurría y que podría hacer al respecto. El Gobernador contestó “Arregleselas como pueda”.

La situación se deterioró bastante hasta el punto de que alguien le dijo: “van a por ti”. Este aviso hizo que se refugiara en Alicante, y posteriormente a otros lugares para evitar que le cogieran. Mientras en Xàbia le incautaron el almacén con harina y convirtieron la cuadra de su casa en la cuadra del Comité. Más tarde quemaron el riurau que tenía junto a la ‘caseta’.

Como la familia se había quedado en Xàbia, pasado un tiempo quiso regresar para ver a la esposa e hijos. Un amigo, con miedo por los controles existentes en la carretera de Alicante a Xàbia, lo llevó en coche hasta que en Villajoyosa, le dijo que no adelantaba más y que debían volverse. Jaime le dijo que volviera el amigo pero que él se iba a Xàbia y para salvar los controles fue andando de noche, saltando márgenes y evitando la carretera de forma que llegó con los pies desechos y las ropas destrozadas.

Se refugió pero un día alguien supo donde estaba y fueron a por él, lo llevaron al cuartel y lo pusieron a trabajar con más personas para hacer una acequia que va iba desde el punto del actual Centro de Salud hasta lo que hoy es el colegio Mediterrània (hasta hace poco Vicente Tena). Su estado de salud se deterioraba y lo tuvieron encerrado motivando una claustrofobia que no soportaba. Al final lo liberaron después de pagar la esposa los 30.000 duros pedidos por su liberación.

Hay un documento firmado por el sacerdote D. Pedro Lloret de 18 de septiembre de 1941 en el que contestando un cuestionario alude a los desmanes ocurridos sin citar a personas, señalando que no se sabe que se formaran listas negras en las actuaciones revolucionarias inmediatas a la guerra, y que ante los desmanes ocurridos no hubo reacción por parte del pueblo ni tampoco delaciones a los párrocos y sacerdotes.

Pues bien, Jaime Buigues fue llamado en 1942 por el Ayuntamiento y como Pedro Lloret, quiso pasar página. Le llamaron para que informara en la llamada “causa general” sobre las personas que habían participado en la violencia del momento y en un deseo de pasar página, contestó que no sabía nada.

La consecuencia de todas estas experiencias fue el deterioro paulatino de su salud que le llevó a morir el 8 de agosto de 1959 con 67 años, si bien pudo disfrutar del tabaco un poco antes como muestra la cajetilla de cigarros ‘Ideales’, la caja de cerillas y dos librillos de papel de fumar que guarda su hijo Bartolomé con verdadera cariño.

Cuando me enseña esos objetos la emoción le nubla el rostro. Jaime no llegó a ver la hojita roja del librillo de papel de fumar que como dijo Miguel Delibes en su novela La hoja roja, publicada precisamente ese año de 1959, señala el fin del librillo. Él falleció cuando ya se acercaba la hoja roja de un librillo de papel de fumar.

2 Comentarios
  1. Juan Bta. Codina Bas dice:

    En este día se ha dado una coincidencia interesante y es que Robert Llopis i Sendra ha publicado en Marina Plaza un trabajo con el título de ‘Sindicalistas de la CNT de Xàbia (1919-1936)?» donde en los ultimos parrafos se nombra al alcalde Jaime Buigues Buiges con idéntica afimación a lo que en este artículo se constata.

  2. Jaime Buigues Torres dice:

    Me llamo Jaime Buigues Torres, primer nieto varón de Jaime Buigues Buigues, alcalde que fue de Jávea en el primer año convulso y trágico de la guerra civil española. Aparte de llevar con gran honor el nombre y el apellido del que que fuera mi abuelo y además también fuera mi padrino en ni bautizo soy el hijo mayor de Bartolome Buigues Bolufer, único hijo varón del alcalde Jaime Buigues. Quiero recordar con gran aprecio, admiración y enorme nostalgia la memoria de un gran hombre de Jávea, importante empresario y no menos ejemplar padre de familia, mi querido abuelo D.Jaime Buigues Buigues.


28.283
1.950
8.634
629