Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

‘Encuentro memorable de la Mare de Déu con el Nazareno’, por Juan Legaz Palomares

23 de abril de 2022 - 09:30

Una mañana de abril inolvidable, amanece. Amaneció temprano. Era la romería de la Mare de Déu de Loreto de la Parroquia del Mar para encontrarse con el Nazareno en la Iglesia de San Bartolomé (23 abril 2022). Los pescadores la llevan en andas y los xabieros la acompañan con vítores emotivos de alabanza: Madre de Dios, guapa, bonica, etc., los calificativos más loables gritan sus gargantas cuando salen a su encuentro a su paso por las calles de Aduanas y, le cantan y le bailan sin descanso, la envuelven de pétalos de flores y de rosas a lo largo del recorrido hasta su llegada al encuentro con el Nazareno enfrente del Asilo Hermanos Cholbi.

El sol va caldeando, y a medida que sube se van percibiendo los olores de romero, tomillo y azahar hasta llegar a la Iglesia de San Bartolomé. Da gusto subir la cuestecita hacia la iglesia, sentarse unos minutos e inspirar el frescor y olor antiguo a limonero. Ver Xàbia, el Montgó que nos refresca la memoria de miles de recuerdos y, sobre todo, acercarnos a tocar la campana. No se puede ir a una Iglesia y marcharse sin tocar las campanas. O tocas o no te casas, eso dicen esos dichos que no sabes de donde salen, pero a los que se hace caso por si acaso.

La verdad es que la vista desde arriba es preciosa y para disfrutarla durante un rato, antes de volver a bajar de nuevo a Aduanas. Si bajas a pie todo es sencillo, pequeño y grande, oloroso; bajas con la sensación de haber vivido algo cotidiano con otros ojos, con los ojos de los momentos de descanso y paz en que lo pequeño tiene otro color, el color de la primavera javiense, y el color de lo sencillo que cada vez apreciamos menos, y valorar las cosas pequeñas y sencillas que dejamos pasar y dejamos de disfrutar, como esta pequeña ermita del santuario donde se ubica la imagen del Nazareno.

Se perfumó el ambiente de azahares. Se notaba en el aire un son de fiesta. El cielo despejaba sus celajes. El sol se da prisa, prisa tenía por lucir su dorada cabellera sobre el manto de la Mare de Déu. Y a su calor florecen los árboles dormidos y las flores de los naranjos javienses. Se despertó la nueva primavera.

Los corazones palpitaban inquietos. Hubo un revuelo de ramas de palmeras. Los balcones de fiesta se vistieron, luciendo sus pétalos de flores escondidos en vetustos armarios tanto tiempo. Todo se puso en pie. Y entre una multitud de amantes corazones llevada en hombros con alas de deseo, apareció la imagen que esperaban todos, la amada imagen de la Mare de Déu de Loreto. ¿Era una ensoñación...? ¿Era un milagro? ¡Qué lástima!, no se detuvo el tiempo, y pasa bendiciéndonos a todos. Unos la esperaban muy cerca. Otros abiertos con deseos y amores iguales a los nuestros y, con ellos llegó hasta el encuentro con el Nazareno... Era un día de asueto. No quiso la penumbra del templo. Prefirió la alegría, y se paseó por toda Xàbia y por todas sus calles, arropada de rosas olorosas en un trono de flores y oraciones, por el aire del aroma de las flores acariciada, y el amor de los buenos xabieros. Le contaron pesares. Le contaron sus vidas y, hasta hubo quien vio que la Virgen y el Nazareno sonreían.

¡Oh devoción de un pueblo! ¡Qué maravilla! Le ofrecieron cantares, le rindieron honores y se abrazó la Virgen al Nazareno. Cuando el sol caldeaba, a mediodía, pasaba muy ligera con su carga de flores. La cruz de su Hijo ya no le pesaba, ya no era de madera, se la hicieron de amores.

Los dos llegaron por mar. El Nazareno desde Alicante al puerto de Xàbia en 1767, y la Mare de Déu de Loreto por medio de un barco italiano que naufragó en la Bahía en 1851, y los pescadores de Xàbia ayudaron a los marineros
italianos ante la amenaza del temporal. Éstos en recompensa le donaron la imagen de la Mare de Déu de Loreto.

Ahí está Xàbia. Ahí está su Nazareno. Ahí está la Mare de Déu de Loreto. Ahí está la inmortal Xàbia. El Nazareno y la Mare de Déu desembarcaron en buena hora para bendecirla e inmortalizarla. Con este espiritual y amoroso encuentro en los corazones de los xabieros arde la llama de la devoción, y el amor hacia su Nazareno y su Mare de Déu. Sus voces y sus rogativas se elevan al cielo para que Xàbia siga protegida por ellos eternamente. La fe es firme y sin fisuras. El premio está asegurado. El eco de los vivas al Nazareno y a la Mare de Déu sonaban desde el Montgó hasta la Bahía, ¡qué encuentro más memorable!

Nazareno y Virgen de Loreto
Imparten su divina bendición
Mare de Déu amor te prometo
Nazareno, entrega de alma y de corazón.

Los pescadores de Jávea, navegan convencidos de que el Nazareno les apoya en la zozobra o en la tempestad. Porque el Nazareno para los javienses, no es una fuerza humana, es una fuerza sobrehumana, espiritual. Así en su faenar cotidiano, y con su oración perenne ante el Nazareno mantienen la esperanza de que su Jesús Nazareno navega con ellos hasta que resuciten con Él en el mar bravío, y con la protección de la Mare de Déu de Loreto.

Nazareno te llueven las flores
Nazareno te llueve el fervor
Nazareno te llueven los honores
Nazareno te llueve el amor.
Brota la emoción al cielo
brota Jávea para amar
brotan juntas por el Nazareno
Jávea y Aduanas de la Mar.
El Nazareno es eterno
el Nazareno es inmortal
el Nazareno es fraterno
a Jávea libra de la enfermedad.
Nazareno y la Mare de Loreto
un encuentro festivo, amable,
divino y espiritual reto
un día histórico, memorable.

Ambos son el socorro y la protección permanente de Xàbia, de los xabieros del pueblo, de Aduanas de toda Jávea. Son el halo que los envuelve de bendiciones en los avatares que les depara la vida cotidiana. Acuden a ellos en las
adversidades y le agradecen las bienaventuranzas que les brindan. Desde niños reciben la fe, a través de sus padres o familiares. Viven el entusiasmo y la devoción que ellos les profesan y, así, van creciendo en el fervor a su Virgen y a su Nazareno, a los que desde siglos tradicionalmente adoran ellos y sus progenitores. Crecen con ellos, rezan con ellos y se encomiendan a ellos en sus preces y oraciones. Siguen firmes en su fe inquebrantable, iluminados por el Hijo de Dios, el Nazareno, y estoy seguro que obtienen y perciben más beneficios que perjuicios.

Así, por ejemplo, Aduanas la adora y desde hace más de cien años es firme en su devoción y, año tras año celebra fiestas memorables en su honor. Los pescadores, en los reveses, en las dudas o tribulaciones, confían en Ti, te piden ayuda que normalmente les sirve de consuelo, y en las alegrías o bienaventuranzas te dan las gracias y, se reafirman más en su fe. Saben con certeza que estás ahí, que no les abandonas nunca y, que eres su Madre salvadora
y conciliadora. No pierden jamás contacto contigo, ni siquiera cuando están navegando en el ancho mar fuera de la preciosa Bahía de Xàbia. Te tienen presente en sus oraciones en todo momento. Jamás les has abandonado y lo saben. Perciben tu fuerza vital que sigue siendo un revulsivo espiritual que les ilumina constantemente.

La Mare de Déu de Loreto y Aduanas se aman recíprocamente. Ella es su amor eterno y su confianza permanente. En realidad, las características que distinguen a esta preciosa ciudad están entroncadas con la amistad, la solidaridad, la entrega a los demás, la campechanía para que nadie se sienta extraño en ella, el entendimiento y el buen rollo como se dice modernamente. No hay mejor medicina que sentirse escuchado y bien acogido. Xàbia es así, y así seguirá.

Cualquiera que la visita, comentará que ha sido bien atendido y colmado de parabienes y está dispuesto a volver. En definitiva, me quedo con la definición:

“Xàbia Amanecer de España”. Todo AMOR. Y para colmo su devoción a la Mare de Déu de Loreto y al Nazareno.

Mi finalidad principal consistía en ensalzar la multitud de cualidades, de virtudes y de la devoción a la Mare de Déu de Loreto y al Nazareno, de Xàbia y de los xabieros. Espero que les agrade. Que este memorable encuentro se celebre con más frecuencia, y no olviden nunca que, la Mare de Déu y el Nazareno son los referentes que les ayudan y ayudarán a vivir en Amor, Felicidad y en Paz.

Luego ved con maravilla
en este encuentro celestial
cómo el Nazareno brilla
la Virgen, cara de felicidad,
Xàbia a sus plantas se humilla
y se alía en santa espiritualidad.

2 Comentarios
  1. Juan Legaz dice:

    Ani, muchas gracias.

  2. Ani dice:

    A quien escribio este articulo, gracias! Bellisimo en su contenido, y escrito con tanto amor. Una joya para leerla muchas veces.


28.803
0
9.411
1.050