Jávea.com | Xàbia.com
Buscador

Clínica Veterinaria ASIS Vets pone en marcha la campaña de prevención y detección precoz de la Leishmaniosis

10 de junio de 2019 - 13:13

Ahora que empieza la época de mosquitos es el momento de empezar a aplicarle a nuestro animal uno o varios de los métodos preventivos que disponemos. Por ello, Clínica Veterinaria ASIS Vets pone en marcha la campaña de prevención y detección precoz de la Leishmaniosis y nos explica todo lo que necesitamos saber sobre esta enfermedad.

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria grave que se transmite por la picadura de un mosquito. Es una infección endémica en el área mediterránea, con prevalencias altas que pueden llegar hasta el 70% en perros de nuestra zona. Afecta principalmente al perro, pero también puede afectar a las personas y a otros animales, salvajes y domésticos. La principal especie responsable de la leishmaniosis canina en el área Mediterránea es Leishmania infantum, un parásito que se transmite por la picadura de mosquitos del género Phlebotomus.

Transmisión

La transmisión se da principalmente por la picadura del mosquito, no por contacto con un perro infectado. Los mosquitos ingieren las leishmanias al chupar sangre de un animal infectado y cuando vuelven a picar a un nuevo perro las inyecta con la saliva en la piel. Son un tipo mosquitos muy pequeños, con una longitud máxima de unos 3 mm, capaces de atravesar las mosquiteras convencionales. Sólo las hembras del mosquito pican y lo hacen especialmente durante el crepúsculo y el anochecer. La actividad de los mosquitos es más importante en las épocas y/o áreas más cálidas, como la nuestra.

Efectos

Según explican desde la clínica veterinaria, dependerán del sistema inmunitario del animal afectado y del tipo de respuesta inmunitaria que desencadene: "Puede variar desde una infección subclínica o asintomática hasta un síndrome clínico severo que puede ser fatal para el animal". La leishmaniosis es una enfermedad sistémica y crónica que puede provocar:
- Pérdida de peso
- Reducción del apetito
- Lesiones cutáneas (heridas, alopecia, úlceras crónicas, nódulos, etc)
- Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos y del bazo
- Mayor ingesta de agua y mayor cantidad de orina, diarrea, vomito, sangrado por la nariz o por las heces, lesiones oculares, cojeras, etc.
- La producción anormal y exagerada de anticuerpos produce alteraciones inmunológicas que llevan a condiciones de vasculitis, poliartritis, úlceras cutáneas, uveítis y glomerulonefritis, entre otros.

En muchas ocasiones, animales con leishmaniosis sufren otras coinfecciones concomitantes como la dirofilariosis (enfermedad del gusano del corazón) y las infecciones transmitidas por garrapatas, de manera que los signos clínicos se pueden agravar o pueden ser debidos a otros agentes infecciosos.

¿Puede afectar a las personas?

Aunque la leishmaniosis afecta sobre todo a los perros, también puede afectar a las personas pero hay pocos casos dado que nuestro sistema inmunitario es capaz de vencer al parásito. No obstante, como comentan desde Asis Vets, las personas inmunodeprimidas (pacientes oncológicos, transplantes de órganos y terapias inmunosupresoras, VIH...) tiene más probabilidades de contraer la enfermedad.

Por tanto, es importante la prevención para controlar la patología en los perros e intentar reducir el riesgo de contagio, con la lucha contra los vectores, para a su vez poder salvaguardar la salud de las personas.

Prevención

Desde Asis Vets comentan: "Ahora que empieza la época de mosquitos es el momento de empezar a aplicarle a nuestro animal uno o varios de los métodos preventivos que disponemos. Existen varios productos repelentes para Phlebotomo (pipetas y collares) de fácil aplicación por parte de los propietarios, que pueden usarse de manera individual o combinada, y que pueden reducir la probabilidad de que el mosquito les pique".

Además existe una nueva vacuna en el mercado que, aunque no evita que nuestro animal adquiera la leishmaniosis, sí reduce de forma significativa la presencia de signos clínicos, induciendo una evolución más leve y favorable de la enfermedad. Su aplicación es muy segura y la única condición que se requiere es la de testar a nuestro animal antes de vacunarlo.

Vivimos en una zona endémica, y aunque cada día hay más personas concienciadas con el bienestar de nuestros animales, sigue habiendo muchos animales que pasan sus días en malas condiciones, sin controles veterinarios y sin ningún tipo de tratamiento preventivo.

A todo ello, le sumamos que existe una amplia variedad de fauna silvestre que habita en nuestros montes. La erradicación total de la Leishmaniosis es prácticamente imposible, por lo que desde Clínica Veterinaria ASIS Vets explican la importancia de concienciar a los propietarios de que es una enfermedad verdaderamente grave para nuestros perros y que deben empezar a intentar prevenirla antes que sea necesario tratarla.

Pite tu cita en el teléfono 96 579 19 69 y visita Clínica Veterinaria ASIS Vets en Avinguda del Trenc d'Alba, 14.

Artículos relacionados
Deja un comentario