Universitarios alemanes conocen el “Proyecto Biomoscatell”

Un grupo de estudiantes alemanes de Bamberg haN estado en El Poble Nou de Benitatxell para conocer de primera mano el “Proyecto Biomoscatell“.

Estudiantes germanos probando el vino Moraig

Los estudiantes han disfrutado de una visita por los viñedos, el mercado central y la bodega del proyecto Biomoscatell. Allí, entre riuraus y arquitectura rural tradicional, han catado el vino Moraig, tanto el embotellado como el caldo en sus fases anteriores de fermentación.

Los universitarios, que cursan el grado de iberoromanística, se expresaban perfectamente en castellano y catalán, además de tener nociones del euskera, dado que estudian todas las lenguas románicas y prerománicas que se hablan en la Península Ibérica.

La visita forma parte del proyecto de excelencia del programa Prometeo. Estos intercambios los organizan la Universitat d’Alacant y la de Bamberg. La relación de amistad entre el catedrático de Filología catalana y Traducción de la Universitat d’Alacant, Vicent Martínez, y el catedrático de Iberoromanística de la universidad alemana, Hans-Ingo Radatz, ha sido el motor del intercambio. Además de los citados, han estado hoy en el Poble Nou de Benitatxell los catedráticos Martin Haase, Benno Berschin y la becaria Hanna Budig.

El coordinador del “Proyecto Biomoscatel“, José Manuel Bisetto, así como José María Bolufer, a cargo de la bodega, han explicado a los alumnos el proceso de elaboración del vino ecológico Moraig, así como la cultura vitinícola y la tradición de los viñedos en el Mediterráneo y en el Poble Nou de Benitatxell.

Estudiantes alemanes de visita en Benitatxell

Artículos Relacionados

Comentarios en "Universitarios alemanes conocen el “Proyecto Biomoscatell”"

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar