Las cámaras de seguridad fueron clave para la investigación del homicidio del Arenal

Las grabaciones de varios establecimientos de la zona comercial del Arenal fueron clave para la investigación del homicidio que tuvo lugar ayer en esa zona de ocio.

Zona acordonada por la policía local de Xàbia

La Guardia Civil informa que detuvo a un hombre de 45 años de nacionalidad inglesa por un presunto delito de homicidio por imprudencia. Según consta en la nota emitida por la benémerita, sobre las 20:15 horas se recibieron varios avisos en el teléfono de emergencias 112, solicitando ayuda médica para un hombre que se encontraba tendido en la acera con un golpe en la cabeza y convulsiones como consecuencia de una pelea.

En el lugar se presentan agentes de la Guardia Civil, junto a miembros del SAMU que a pesar de realizar tareas de reanimación, no consiguieron estabilizar a la persona agredida. Un hombre de 42 años y de nacionalidad inglesa, falleciendo una hora más tarde.

Los agentes recogieron información en el lugar de los hechos, y tomaron declaración a algunos de los testigos que identificaron al posible autor de los hechos, un inglés de 45 años, que huyó del lugar.

En ese momento, agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil se hicieron cargo de la investigación, consiguiendo las grabaciones en vídeo de los lugares donde se produjeron los hechos.

De las imágenes extraídas, los Guardias Civiles vieron que víctima y agresor se encontraban en un pub de la localidad, junto a varias personas más, con claros síntomas de haber ingerido alcohol. La víctima increpaba y provocaba continuamente al agresor, sin embargo, éste se mantenía tranquilo tratando de ignorarle.

Al poco de irse el resto de personas que les acompañaban, y tras varios minutos más de intentos de provocación por parte de la víctima, el agresor salió del local acompañado de una mujer, que resultó ser su pareja.

La víctima siguió a la pareja tratando nuevamente de discutir, siendo grabada la situación por las cámaras de otro local, aunque la mujer hizo gestos como para quitar importancia al asunto. La pareja siguió caminando sin hacer mucho caso. En ese momento la víctima agarró al otro hombre y lo zarandeó en presencia de la mujer. El supuesto agresor se zafó y golpeó al otro hombre con un puñetazo en la cara, cayendo al suelo, continuando su camino, de forma tranquila al lado de su pareja.

Teniendo ya una visión objetiva de cómo se habían producido los hechos, los agentes localizaron el domicilio del presunto agresor, consiguiendo hablar con varios amigos, para intentar localizarle. Cuando finalmente logran localizar a su pareja, la convencen para que le llame por teléfono, y tras una larga conversación, pueden por fin convencer al ciudadano inglés para que se entregue voluntariamente.

Finalmente, sobre las 23 horas de anoche, el supuesto agresor se presentó voluntariamente en el Puesto de la Guardia Civil de Jávea, donde fue detenido, para ser puesto a disposición judicial.

Cuartel Guardia Civil de Jávea

Artículos Relacionados

Comentarios en "Las cámaras de seguridad fueron clave para la investigación del homicidio del Arenal"

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.    Cerrar